La Justicia argentina tiene esas cosas… es capaz de enfermar a la gente que es investigada. Una vez más, los medios tradicionales hacen coberturas “especiales”. Y en esta semana que pasó, nuestros queridos políticos expresaron sus consabidas palabras que no dicen nada y van a contramano de la realidad. Es que las elecciones y las candidaturas los tienen muy preocupados. No hay nada más importante… para ellos.

Noticias de la Gorra

En una producción digna de Alberto Migré, se publicó una especie de spot de campaña de Cristina Fernández de Kirchner contándonos las penurias que está pasando su hija por ser heredera y perseguida por la Justicia… todo esto con música triste de fondo y fotos de Flor.

Al parecer, este temita de tener que pasearse sin fueros por Comodoro Py la tiene un poco estresada y, según los médicos, no puede estar parada ni sentada mucho tiempo. Lo que parece que no la estresaba mucho era firmar como directora de la cadena Hotesur, ser investigada por lavado de guita y vivir de primera sin preguntar de dónde salía toda esa guita. ¡Ojalá se recupere pronto y nos pueda contar sobre los 5 palos verdes que tenía en una caja fuerte!

Y a quien pese a las presiones todavía lo dejan caminar es al juez de Dolores, Ramos Padilla, quien presentó un extenso informe en el que da indicios de una extensa red de espionaje conformada por diputados, periodistas, empresarios y políticos varios, que saltó a la luz por el quilombo de D’Alessio. Entre los que figuran en el documento están Lilita Carrió y Stornelli. Lo curioso fue que esta información no habría llegado a las redacciones de Clarín, La Nación, Canal 13 y TN. ¡Cosa e’mandinga!

Asimismo, la que se hace la boluda sobre este tema es Elisa Carrió, que le pidió a la población que “compren cerdo, que está riquísimo”. Qué loco, es lo mismo que pedía Cristina. Igualmente, Lilita si pide que coman cerdo… ¿no sería canibalismo?

Como respuesta a la “altísima imagen positiva” que tiene Mauricio Macri de cara a las elecciones, ya son 11 las provincias que optaron por separarse a la hora de la votación, y en otras como Córdoba y Misiones, directamente se quebró la alianza y los radicales se rajaron por su lado para no quedar pegados. Algunos ya hablan de que le habrían propuesto al Presidente que la candidata sea María Eugenia Vidal… esto solo puede terminar bien.

Por su parte, la renovación política ya está entre nosotros y Roberto Lavagna, de 76 añitos, es su principal cara. Esta semana se juntó con el resto del piberío como Luis Barrionuevo y otros sindicalistas históricos, aunque ya se ve cómo quiere llegarle a los “centennials”, porque fue a almorzar con Marcelo Tinelli. En cualquier momento lo vemos bailando con Lali Espósito.

Ojo que también hay otros que apuntan a la renovación, pero en este caso dentro de Cambiemos, y es nada más ni menos que el economista ultra liberal Miguel Ángel Broda, también recordado por sus ideas como ceder la soberanía económica nacional. Bueno, este tipazo propone hacer un triunvirato junto con Domingo Cavallo y Ricardo López Murphy para salvar al país. Qué lástima que ya se murió Álvaro Alsogaray si no le podíamos consultar a él que también le fue bárbaro en sus gestiones.

El que va por otra vuelta en las urnas es Daniel Scioli, que dijo que va a ser precandidato a presidente. Por lo visto nadie le avisó que el 49% que sacó fue de gente que metió la boleta en la urna tapándose la nariz.

Viendo las complicaciones y puteadas varias que recibe diariamente, nuestro querido Presidente decidió ir a un lugar donde siempre será bien recibido como es Expo Agro, porque si los patrones de campo te putean en un evento organizado por el Grupo Clarín, ya está, pedile un lugar a tu viejo y enterrate con él.

Por otra parte, la groupie número uno de Mauricio que, aunque no parezca, es la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, salió a defender al fiscal Stornelli, quien lleva la causa de los cuadernos y es acusado dentro de una red de espionaje y extorsión, al decir que “lo atacan porque no pudieron matarlo como a Nisman”. Mirá vos, parece que Laurita sí sabe quiénes fueron. A veces creemos que se olvida que es una funcionaria pública y no una tuitera en pantuflas.

En otro orden de temas, el gobierno porteño está en los temas grosos y ahora se metió contra la mafia más peligrosa y que más guita le caga a los ciudadanos. ¿Los narcos? ¿Los barras? ¿La prostitución? ¿Los talleres ilegales? ¡No! Se metió con los más jodidos: con los artesanos de San Telmo. El pasado fin de semana los mandó a reprimir a palazos limpios llevándose puestos a unos cuantos turistas sospechosos. Ya era hora que alguien termine con el flagelo de los adornos de mierda hechos con alambre y los panes rellenos.

Por suerte, una buena noticia. El gas aumenta el mes que viene pero nos van a hacer una rebaja del 20%. Hasta las elecciones… en enero te la cobran toda junta.

Para cerrar, en nuestro segmento “Empresarios de mierda”, salió a hablar el capo sojero Gustavo Grobocopatel, que dijo: “Estamos mal, pero contentos”. Todos sabemos que quiso decir “ustedes están mal, pero yo estoy contento porque sigo forrado de guita”.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.