Tal como corresponde por la norma vigente de Movilidad Previsional desde el año 2009, en el mes de marzo los jubilados y pensionados percibirán un incremento en sus haberes de 18,26%.
El ajuste establece, entonces, un ingreso mínimo de 3.821,73 pesos, que representa un valor acumulado anual de 38,6% de aumento para este sector, que alcanzará a más de 7.636.165 personas.
Según informó la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), esta adecuación tiene un impacto fiscal de más de 120 mil millones de pesos.
Al respecto del anuncio público de la Presidente en la que oficializó el pasado viernes el citado aumento, el director ejecutivo de Anses, Diego Bossio, declaró que «desde la aplicación de la Ley de Movilidad en marzo de 2009, este incremento es el más alto y permitió que las jubilaciones y pensiones crecieran un 454%. Además, el 78,2% de los hogares argentinos que cuentan con ingreso previsional percibe más de un haber mínimo», amplió.