Navidad y Año Nuevo pueden transformarse en cuatro festejos: Nochebuena, el día de Navidad, la noche del 31 de diciembre y el primer día del año. ¿Quién los disfruta y quién los obviaría? ¿Aquellos que esperan con ansias estas fechas son las mismas personas que aman cumplir años, o se trata de un campo más amplio, ya que no es necesario ser el centro de atención?
pirotecniaLas fiestas traen preguntas, desde inquietudes algo irrelevantes y superficiales hasta análisis más profundos. Con ellas amanecen nuevas promesas y aparecen proyectos renovados. “Año nuevo, vida nueva” en el anhelo de hacer una especie de borrón y volver a empezar. Un año nuevo como posibilidad de cambio o como una suerte de redención. Por más que muchas veces resulte inverosímil la idea de año nuevo/nuevos hábitos, fijarse nuevas metas e intentar encontrar motivación de alguna forma es algo positivo.
Aún no entiendo el porqué, pero las fiestas suelen dar un efecto de lupa en las vidas de las personas. Todo se magnifica. Y el final del año siempre se ve acompañado de un balance o un repaso de los hechos más importantes del mismo. Ahora, ¿por qué usamos pirotecnia para festejar estas fechas tan particulares si todas estas emociones ya son una montaña rusa?
Este año, o mejor dicho, durante el festejo del comienzo del mismo, se constataron al menos 306 heridos por pirotecnia mal utilizada  (hasta hubo un incendio en el Hotel Hyatt de Mendoza, donde tuvieron que evacuar a 50 personas). Casi la mitad de los heridos pertenecen a la Capital Federal, de los cuales 22 fueron niños y adolescentes. Es innegable: es lindo ver fuegos artificiales, y desde el río es un espectáculo aún mejor, pero no resulta lógico que con el paso de los años no emerja conciencia a fin de evitar este tipo de «accidentes». Dejar usar a un chico un artículo de pirotecnia es pura negligencia. Y como es sabido, cuando pudo haber sido prevenido no se trata de un accidente.
Origen de los fuegos artificiales
La pirotecnia tiene su origen en la ciudad china de Liu Yang, y data del siglo VII. La primera mezcla explosiva fue llamada «polvo negro», la cual fue perfeccionada tras diversas investigaciones. Los chinos llegaron a usar estas mezclas como combustible en los cohetes empleados para los festejos. En un comienzo, los fuegos artificiales se utilizaban únicamente para las fiestas religiosas con el fin de espantar malos espíritus. Como muchas otras cosas, trascendieron en el tiempo y en el proceso han perdido parte de su significado.