De a poquito empezamos a tener novedades en los grandes equipos europeos, y los fanáticos y fanáticas de la Bundesliga nos empezamos a entusiasmar con los pases que se confirman y los rumores que surgen semana a semana.

Este miércoles 22 parece ser el «Día M» en Munich, debido a que Sadio Mané sería presentado como el refuerzo estrella de la temporada. El senegalés está a punto de firmar un contrato por tres temporadas a cambio de 40 millones de euros, incluidas las variables para Liverpool, que acaba de gastar casi 80 millones para hacerse de los servicios de Darwin Núñez, el uruguayo ex Benfica.

Era necesario para el multicampeón alemán conseguir una incorporación de este calibre, para un recambio generacional que cada vez está más cerca. En paralelo, la novela polaca del prime time no tiene definición. Robert Lewandowski sigue en la misma postura de dejar atrás su etapa en Alemania, pero aún no hay ningún equipo dispuesto a poner 30 millones por un jugador de 34 años. ¿Habrá marcha atrás por parte del entorno del jugador?

Una perlita de este mercado de pases es el regreso de Mario Götze, aquel jugador que sentenció la final de la Copa Mundial de Fútbol en 2014. El «Gordo» vuelve a su país natal para jugar en Eintracht Frankfurt, el campeón de Europa League. PSV fue su último club, y allí cumplió sus dos años de contrato. Una buena incorporación para las «Águilas» si el físico lo acompaña.

Precisamente, el equipo que tiene a Rafael Santos Borré como goleador perderá a una de sus estrellas; hablamos de Philip Kostic, el serbio de pegada exquisita está arreglando su contrato con Juventus para llegar a la Serie A. El fichaje aún no está cerrado entre clubes, pero el equipo de Frankfurt recibiría una cifra cercana a los 20 millones de euros por la venta.

La posición de centro delantero sigue sin tener dueño en Dortmund. La partida de Erling Haaland será dolorosísima pero necesaria para equilibrar cuentas. Entre los candidatos a ocuparla suenan Sebastian Haller, el 9 de Ajax, y en los últimos días se coló el nombre de Lucas Alario. El argentino necesita minutos para pelear por un lugar en la lista para Qatar, y en Bayer Leverkusen no los tendrá, por eso están buscando una opción.

El equipo dirigido por Edin Terzic hizo una oferta formal por Haller de 33 millones de euros, la cual destrabaría la salida del delantero del campeón de Países Bajos. El argentino, por su parte, también es una opción para Eintracht, pero aún debemos esperar las definiciones que llegarán en los próximos días.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.