El valor del bitcoin no para de subir. Casi como uno de los cohetes de SpaceX, la criptomoneda se dispara y parece no encontrar un techo. Esta vez, la noticia la dio por alcanzar un máximo de 46.000 dólares en su cotización. De todas formas, vale aclarar que entre la publicación de este artículo y tu lectura, puede existir otra variación. Así de volátil es.

Ahora que ya sabemos cuánto vale esta moneda virtual (en el último mes incrementó casi 33% y casi diez veces este porcentaje en un año), es momento de entender (o al menos intentarlo) por qué pasó esto en los últimos días.

Principalmente, en esta ocasión se dio porque Elon Musk, propietario de la innovadora automotriz Tesla (entre otros proyectos disruptivos), tuiteó que «Dogecoin es la criptomoneda del pueblo», y acompañó este voto de confianza verbal con una inversión de 1.500 millones de dólares en bitcoins, además de asegurar que en el futuro va a aceptarlos como método de pago para la compra de sus autos.

Al respecto, desde la compañía comunicaron ante la Comisión Nacional de Valores (SEC) de Estados Unidos lo siguiente: «En enero de 2021 actualizamos nuestra política de inversión para brindarnos más flexibilidad para poder diversificar aún más y maximizar los retornos de nuestro efectivo que no son necesarios para mantener una liquidez operativa adecuada. Como parte de la política, que fue debidamente aprobada por el Comité de Auditoría de nuestra Junta Directiva, podemos invertir una parte de dicho efectivo en ciertos activos de reserva alternativos, incluidos activos digitales, lingotes de oro, fondos negociables en bolsa y otros activos que se especifiquen en un futuro. Desde entonces, invertimos un total de 1.500 millones en bitcoin bajo esta política y podremos adquirir y mantener activos digitales de vez en cuando a largo plazo. Además, esperamos comenzar a aceptar bitcoins como forma de pago para nuestros productos en un futuro próximo».

«Que el hombre más rico del mundo que asigne 1.500 millones de dólares del tesoro de su compañía a bitcoin dice mucho sobre la magnitud de la adopción institucional de las criptomonedas», expresó Antoni Trenchev, cofundador de Nexo, compañía referente que comercializa esta criptomoneda.