Argentina fue invitada a la próxima cumbre del grupo BRICS, un organismo suprarregional que está conformado por Brasil, Rusia, China, India y Sudáfrica. La invitación fue hecha por el canciller ruso, Serguei Lavrov, a través de su cuenta en la red social Twitter, y agregó que sería una buena “oportunidad para reunirse con Cristina Fernández».
Previamente, Lavrov estuvo reunido con su par argentino, Héctor Timerman, quien se encuentra de visita en Rusia, y en el encuentro con su colega analizaron las formas de avanzar en una asociación estratégica entre ambos países.
Luego del encuentro en el Palacio Spiridonovka, la cancillería rusa expresó en un comunicado que ambos «repasaron la situación internacional a nivel global y regional, asumiendo que los conflictos internacionales tienen una solución sustentable únicamente si se trabaja en el fortalecimiento de un sistema multilateral sólido basado en la cooperación y la colaboración mutua y la no intervención en asuntos internos en otros estados por medios económicos, políticos o militares».
Además, se mencionó que “en este esquema, Timerman subrayó la posición argentina contraria a los dobles estándares», e indica que ambos funcionarios rubricaron una Declaración Conjunta sobre abstención de emplazamiento de armamento en el espacio ultraterrestre, «reafirmando así su compromiso con el Desarme y la No Proliferación».
La próxima reunión de este grupo se realizará en julio en la ciudad brasileña de Fortaleza y es probable que, más allá de ser invitada para esta ocasión, se inicien las negociaciones para que Argentina se incorpore como sexto país miembro del organismo.
¿Qué es el BRICS?
Este bloque económico estaba integrado en un principio por Brasil, Rusia, India y China, se denominaba BRIC y eran el conjunto de las principales economías emergentes a principios de siglo y se conformó de manera oficial en 2008.
Ese mismo año se dio la primera comunicación conjunta y se iniciaron las cumbres y reuniones. En 2010 se sumó Sudáfrica y al nombre del grupo se le agregó la S.
Estos países poseen el 25% del Producto Bruto Mundial, el 43% de la población de todo el planeta y movilizan 20% de la inversión en todo el mundo.
Aunque en sus inicios, allá por 2001, el intercambio comercial entre las economías integrantes era de tan solo 21.000 millones de dólares, actualmente totaliza los 280.000 millones. Los cinco países miembro poseen el 45% de la fuerza laboral global y representan el 15 por ciento del comercio mundial.
La población de estas naciones supera los 3.000 millones de habitantes, su Producto Bruto es de 17 billones de dólares, su producción agrícola de 2.000 millones de toneladas y sus reservas monetarias internacionales son de más de 3 billones de dólares, lo que representa el 40 por ciento del total mundial.
La superficie de estos países suma 38,5 millones de kilómetros cuadrados, 27% del total en el mundo y una generación eléctrica de 1,97 millones de gigavatios, que equivale a 35 por ciento del total mundial.
En materia energética, al comparar sus números con la Unión Europea, las reservas de petróleo de los BRICS alcanzan las 112.945 millones toneladas contra 5.718 millones europeas; las de gas natural ascienden a 48.337,7 millones de metros cúbicos versus 2.476 millones en el Viejo Continente; y las de carbón suman 374 millones toneladas, por encima de las 40 millones de la UE.
Satisfacción del gobierno
Tras conocerse la invitación efectuada por el canciller ruso, desde el Gobierno nacional señalaron la importancia que tiene este hecho. El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, indicó que el pedido ruso de la presencia local «implica un reconocimiento a la Argentina, no necesariamente la integración como país miembro en forma inmediata, pero forma parte de una agenda significativa que puede desembocar en su participación efectiva».
Además, el Jefe de ministros remarcó la importancia que tiene para nuestro país mantener relaciones con un bloque que engloba a un país «que ejerce un liderazgo mundial en materia energética» (Rusia), al de mayor población mundial (China) y a Brasil, el principal socio comercial de Argentina, además de India y Sudáfrica.