Regina Spektor se presentó el sábado por la noche en el estadio GEBA. La cantante y pianista ya había sorprendido al público argentino con dos emotivos shows en el Gran Rex en 2010 y volvió a dejar huellas. Su voz, la música, su estilo tan personal, la manera de hacer lo que sea con ella, atravesando escalas, ritmos y fraseos complejos sin perder espontaneidad ni la sensación de libertad e infinitud que emanan los verdaderos artistas, aún cuando realicen algo que deba ser perfectamente exacto para sonar como lo buscaban.
El show coincidió con el primer frío del año, pero poco pareció importar. Tampoco lo pareció la espera: el show arrancó una hora después de lo previsto. Regina salió al escenario, simple y alegre, con un vestido con brillos y zapatos negros de charol. Comentó haber comido mucho dulce de leche y afirmó que quizás tendría que haber elegido un vestido más flojo (si esto no causa simpatía, ¿qué lo hace?). Todo esto, más una alegría evidente en ella, cooperaron en crear el ambiente de intimidad que se generó. Sabemos que la humildad forzada es más odiosa que la no humildad, pero en este caso, ella en serio parece moverse sin conciencia del talento que porta.

Foto: Rodrigo Pucheu

Foto: Rodrigo Pucheu


Arrancó con “Ain´t no cover” parada, a capella. Jugó e hizo ruidos con sus dedos y el micrófono, como si no necesitara otro instrumento más que su propio cuerpo para expresarse y llenar el espacio que la circunda (y el espacio subjetivo de aquel que la escucha). Ella misma se acompaña con sus pies, sus manos, o su boca (efectos de trompetas) mientras toca el piano. Como afirmó Schiller: “El arte es el estilo”.
regina spektorEsta gira fue organizada para presentar el nuevo y sexto disco “What we saw from the cheap seats” pero, afortunadamente, recorrió gran parte de su discografía. La banda que la acompañó está formada por el baterista Matías Kunzli, el cellista Yoed Nir y el tecladista Brad Whiteley. Particular, en tanto no tiene bajo ni guitarra. Sola, sentada al piano negro de cola (que brillaba aun más de noche), también hubiese dado un gran show.
show
Detallamos el listado de canciones que tocó en el show para poder armar el recital en casa: “Ain’t No Cover”, “The Calculation”, el clásico “On the Radio”, “Small Town Moon”, una conmovedora versión de “Ode to Divorce”, “Patron Saint”, el futuro clásico “How”, la imponente “All the Rowboats”, “Blue Lips”, “Call Them Brothers”, “The Prayer of François Villon”, “Dance Anthem of the 80’s”, “Better” (la inconfundible). Interpretó una increíble versión de “Don’t Leave Me (Ne Me Quitte Pas)”, el clásico “Eet”, “Oh Marcello”, “Ballad of a Politician”, otro gran clásico como “The Call”, “Sailor Song”, “Folding Chair”, “The Party”. Y finalmente “Us”, “Fidelity”, “Hotel Song” y “Samson”.
A recomendar y esperar una nueva visita.