«No hay motivo para estos incendios masivos y mortales en California, excepto que la gestión forestal es muy mala» y «Cada año se otorgan miles de millones de dólares, con tantas vidas perdidas, todo por el pésimo manejo forestal. Pongan remedio a eso o no habrá más dinero federal», escribió en su Twitter el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Su tono amenazante indigna a víctimas y al cuerpo de bomberos, quienes trabajan desde el jueves para apaciguar el devastador incendio de California que dejó 228 desaparecidos y 31 muertos.

Camp Fire

Según información del Departamento de Bomberos del Condado de Butte (Calfire), el «Camp Fire» -como fue bautizado el devastador incendio-, además de cobrarse la vida de por lo menos 30 personas y dejar heridos a tres bomberos, ha arrasado ya cerca de 45.000 hectáreas, 6.450 viviendas y 260 comercios.
Los incendios en California son cada vez más frecuentes y violentos, de acuerdo al registro oficial que se remonta hasta 1932. Cuatro de los cinco fuegos más destructivos de la historia del Estado se han dado en los últimos seis años.

«Nueva normalidad»

«Estamos entrando en una nueva normalidad. La tasa de propagación es exponencialmente más alta de lo que solía ser», dijo el jefe de bomberos del condado de Ventura, Mark Lorenzen, quien sustentó en una conferencia de prensa que los incendios en California avanzan en 2018 mucho más rápido que hace 10 años.
Por su parte Trump, lejos de brindar palabras de apoyo, dejó ver su lado escéptico ante el cambio climático. Amenazó con retirar la ayuda federal para ese Estado culpándolos de pésimo manejo forestal.
Las altas temperaturas y la extrema sequía son la chispa perfecta para que arda nuestro entorno. La tala de árboles reduce las lluvias. La falta de lluvia convierte a los bosques en zonas secas más susceptibles a incendios, cada vez más frecuentes e intensos. Y estos incendios agregan, incluso, más carbono a la atmósfera, lo que acelera aún más el cambio climático. Es un círculo vicioso.

Comentarios inoportunos

Brian Rice, titular de la entidad Bomberos Profesionales de California, calificó esos comentarios de «desinformados, inoportunos y humillantes para aquellos que están sufriendo». Asimismo, agregó que las afirmaciones del mandatario sobre una mala gestión forestal «son peligrosamente erróneas».
Finalmente, vale mencionar que 3.200 bomberos trabajan en la contención del fuego. Aún no se ha establecido oficialmente la causa del incendio, sin embargo, responsables del suministro eléctrico local informaron a las autoridades estatales que se produjo un corte de luz cerca del lugar donde se originó el fuego.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.