La Selección Sub-20 igualó 2 a 2 ante Bolivia, pero quedó sabor a derrota. Tiene un punto en el Grupo A y ahora está obligado a ganar y a esperar que pierdan los líderes.
El partido empezó con unos buenos 10 minutos de los chicos argentinos, que salieron a buscar el partido con una actitud que no se había visto en otros encuentros. Pero nuevamente falló el fondo y Bejarano encontró los espacios para pegarle de afuera del área y conseguir el primer gol del partido. La pelota se metió al lado del palo derecho de Benítez, sin tanta fuerza, pero bien colocado. Si uno deja venir al rival y no lo marca, pasan estas cosas. Si no se achican los espacios, si nadie sale a “atorarlo”, pueden rematar como lo hizo el boliviano. Y pasó varias veces en el partido, solo que no convirtieron por muy poco.

Foto: AP.


La reacción argentina llegó a los 3 minutos del segundo tiempo, cuando Lucas Melano cabeceó un centro de Lucas Rodríguez y puso la pelota de pique al suelo para que Viscarra no pueda hacer nada. Se prendía una llama de ilusión de los pibes, destruidos por la crítica, aunque acá las culpas son compartidas.
En una jugada de interpretación, el árbitro entendió que Viscarra tomó la pelota con la mano cuando se la había pasado un defensor de Bolivia. La decisión se toma en un segundo y el referee entendió que había sido intencional. El tiro indirecto en el área llegó a los 20 minutos del complemento, cuando Alan Ruiz vio el buen movimiento de Vietto, que retrocedió unos metros y fusiló al arco rival para dar vuelta el resultado. Las cosas estaban 2 a 1 y Argentina ya tenía 3 puntos.

Foto: AP.


Tanto Vietto, como Melano y Ruiz buscaron ampliar la ventaja y generaron las jugadas necesarias para sellar el triunfo, pero una jugada desconcertó a todo el que estaba en el Malvinas Argentinas de Mendoza. Un volante de Bolivia envió un centro desde la derecha y, dentro del área, Gianetti desvió la pelota con el codo. En una reacción inexplicable, tal vez por reflejo, el pibe le dio un penal a Bolivia cuando faltaban tres minutos. Vargas empató y dejó a todos en silencio, menos a la visita.
Si bien el Sub-20 no demostró tener un gran nivel, se vio a otro equipo. Por momentos del segundo tiempo, hubo mejor ataque y mejores intenciones, un avance en la ofensiva. Pero no se gana con buenas intenciones, sino con goles propios y sin regalar tanto como lo ha hecho el fondo de este equipo.
Calculadora y “milagro” para no quedarse afuera

Foto: AFP.


Argentina no jugará por tener la fecha libre y tiene un solo punto . Únicamente puede llegar a tener 4 unidades. Por eso hay que evitar que Paraguay (3 pts.) y Bolivia (1 punto) lleguen a los 5 puntos. Chile no interfiere porque tiene 9 y ya está en el hexagonal.
Los enfrentamientos que quedan en el grupo son:
Colombia-Bolivia
Paraguay-Chile
(Argentina libre)
Paraguay – Bolivia
Argentina – Colombia
(Chile libre)
Posiciones
1° Chile – 9 puntos
2° Colombia – 3 puntos
3° Paraguay – 3 puntos
4° Argentina – 1 punto (diferencia de gol -2)
5° Bolivia – 1 punto (diferencia de gol -2)
Colombia (3)
Si empata ante Bolivia llega a 4 y enfrentará a la Argentina (todavía con chances).
Si gana llega a 6 y enfrenta a Argentina (eliminada).
Si pierde, Bolivia llega a cuatro puntos (máximo puntaje posible de Argentina).
Paraguay (3)
Si le gana a Chile, llega a 6 (Argentina eliminada).
Si pierde sus dos partidos restantes se queda en tres puntos, pero Bolivia sumaría de a tres y llegaría a cuatro.
Si empata ante Chile, Bolivia llega a 5 y Argentina queda eliminada.
Bolivia (1)
Tiene el mismo puntaje que la Argentina, pero tendrá un partido más.
Con empatar ante Colombia y ganarle a Paraguay, llega a 5 y deja afuera a la Argentina.
Chile (9)
Único clasificado al Hexagonal.
El hexagonal final clasificará solo a cuatro equipos al Mundial de Turquía, y la Argentina tiene muchas chances de quedarse afuera.