Paraguay tuvo un buen debut en la Copa América y superó con justicia a Bolivia por 3-1. Ángel Romero (por duplicado) y Alejandro Romero Gamarra fueron los autores de los goles guaraníes que, con este triunfo, comanda las acciones del Grupo A.

El seleccionado que dirige Eduardo Berizzo comenzó el encuentro con todo y en los primeros tres minutos dispuso de situaciones claras para romper el cero en el marcador. Pero el tridente de ataque guaraní se encontró con la resistencia de Rubén Cordano y la poca eficacia de sus delanteros.

Sin embargo, Bolivia fue el que pegó antes. En su primer (y único) ataque, Diego Bejarano remató y el balón pegó claramente en el brazo de Santiago Arzamendia. Con asistencia del VAR, Diego Mirko Haro sancionó penal, que Erwin Saavedra cambió por gol y adelantó a su seleccionado en el tanteador.

El gol boliviano fue un paréntesis del dominio paraguayo en el primer tiempo. «Kaku» Romero Gamarra y Miguel Almirón tomaron las riendas e hicieron jugar a su seleccionado, que eligió atacar por las bandas, donde tuvo más profundidad. Gabriel Ávalos tuvo algunas pero no las supo aprovechar. Romero Gamarra tuvo en sus pies la más clara, pero el ex Huracán desperdició un gol insólito.

El primer capítulo de este encuentro se fue consumiendo al ritmo del ataque guaraní y la resistencia de Bolivia, que de a ratos defendió con sus diez hombres de campo en su propia área y, sobre el final, se quedó con un jugador menos por expulsión de Jaume Cuellar. La pregunta a esa altura era si los hombres dirigidos por César Farías podrían ser capaces de mantener la ventaja.

La segunda parte reflejó a la perfección lo acontecido en la etapa anterior. Por las bandas, los guaraníes fueron una y otra vez a la carga ante un rival que ya defendía como podía el 1-0. A los 15′, Romero Gamarra se tomó revancha del gol errado y con un remate de larga distancia venció a Cordano y marcó el más que merecido empate en un gol.

Cinco minutos más tarde, Ángel Romero empujó un rebote del arquero boliviano y le puso justicia al marcador: 2-1. Un premio justo para un equipo que jamás perdió la calma ante la falta de suerte, apostó a una forma de juego y con el mismo revirtió un resultado adverso.

El jugador de San Lorenzo de Almagro se anotó nuevamente en el tanteador con una buena definición al primer palo de Cordano y, a diez minutos para el cierre del encuentro, puso el 3-1 final.

Formaciones e incidencias

Paraguay: Antony Silva; Alberto Espínola, Gustavo Gómez, Junior Alonso, Santiago Arzamendia; Alejandro Romero Gamarra, Robert Piris Da Motta, Mathias Villasanti; Ángel Romero, Gabriel Ávalos, Miguel Almirón. Director técnico: Eduardo Berizzo.

Bolivia: Rúben Cordano; Diego Bejarano, Adriano Jusino, Jairo Quinteros, José Sagredo; Leonel Justiniano, Boris Céspedes, Erwin Saavedra, Jaume Cuellar, Enrique Flores; Gilbert Álvarez. Entrenador: César Farías.

Goles: 9′ Erwin Saavedra de penal (Bolivia), 61′ Alejandro Romero Gamarra (Paraguay), 65′ Ángel Romero (Paraguay), 80′ Ángel Romero (Paraguay).

Cambios: 45′ Richard Sánchez por Mathias Villasanti (Paraguay), 45′ Roberto Fernández por Enrique Flores (Bolivia), 45′ Danny Bejarano por Boris Céspedes (Bolivia), 57′ Carlos González por Robert Piris Da Motta (Paraguay), 64′ Diego Wayar por Erwin Saavedra (Bolivia), 68′ Rodrigo Ramallo por Gilbert Álvarez (Bolivia), 73′ Héctor Martínez por Santiago Arzamendia (Paraguay), 74′ Erwin Sánchez por Leonel Justiniano (Bolivia), 86′ Andrés Cubas por Alejandro Romero Gamarra (Paraguay).

Amonestados: 9′ Santiago Arzamendia (Paraguay), 37′ Jaume Cuellar (Bolivia), 39′ Enrique Flores (Bolivia), 55′ Alberto Espínola (Paraguay).

Expulsado:53′ Jaume Cuellar (Bolivia).

Árbitro: Diego Mirko Haro (Perú). Estadio: Olímpico Pedro Ludovico, Goiânia.