El habitual comienzo de año para amantes de las nuevas tecnologías es la reconocida Consumer Electronic Show, o CES por sus siglas en inglés.

Desde 1967, esta feria se lleva a cabo en el hotel The Sands de Las Vegas, pero esta no fue una edición más sino que, por primera vez, se hizo de manera virtual.

Extrañamos los gigantescos stands de las empresas más reconocidas del mundo exhibiendo los avances que nos esperan en el futuro, las multitudes de emprendedores, inversores y los clásicos móviles de los reconocidos periodistas de tecnología que solamente nos generan algo de envidia por no poder estar ahí.

Sin embargo, la feria dejó -como siempre- novedades y avances en el mercado de las aplicaciones de consumo. Para amantes de la domótica o tecnología para poder utilizar dentro de casa, se presentaron electrodomésticos y accesorios con la capacidad de transformar los quehaceres hogareños.

Samsung presentó una aspiradora inteligente. No, para nada parecida a las ya cientas que se pueden conseguir por internet. La JetBot 90 AI+ utiliza distintos sensores 3D y algoritmos para poder reconocer objetos y mapear su ruta de limpieza con la mayor precisión posible. Además, puede identificar qué cosas limpiar y qué no, por ejemplo, la caca de tu mascota. Tiene la capacidad de cambiar de forma para llegar a los lugares más difíciles, como debajo de los muebles, esquinas o rincones. ¡Una locura!

Pero la empresa surcoreana no se quedó ahí. Presentó, también, a Bot Handy: un robot de tamaño humano que te ayuda con las tareas del hogar. Por medio de algoritmos y distintos sensores puede evaluar la forma, peso, material y la fuerza con la que tiene que manipular los objetos con los que se encuentra. Luego, utilizando su «mano», los puede manipular. De esta manera, tiene la capacidad de servir un trago, poner la mesa o levantar la ropa sucia. El asistente ideal para personas con movilidad reducida o para las casas en las que una «mano extra» es necesaria.

Si nos centramos en el baño, la empresa Kohler nos dejó con la boca abierta. Presentó una inodoro inteligente que es capaz de analizar la materia fecal y te avisa en el teléfono si tenés algún problema en el organismo o si tu dieta no es lo balanceada que debería. Te sugiere dietas y hasta te recomienda recetas.

La compañía norteamericana también sacó al mercado una bañadera, la Stillness Bath, con un diseño inspirado en los tradicionales baños japoneses. Con un valor de 16.000 dólares, te permite ajustar oralmente la temperatura del agua, agregar sales, iluminar el ambiente o producir una especie de niebla artificial. A través de la inteligencia artificial, va aprendiendo tus gustos, para que cada vez tus baños sean más a tu gusto.

Una de las joyas de esta CES fue la premiada Gardyn. Esta es una huerta vertical, con una estructura de aproximadamente un metro y medio, ideal para espacios interiores. Te da la posibilidad de elegir entre 32 distintas semillas, que se presentan en cápsulas muy similares a las de Nespresso. Solamente tenés que recordar llenar un recipiente de agua cada 30 días y, a partir de su inteligencia artificial, te avisa qué planta está necesitada de más luz o cuáles ya están listas para el consumo.

A pesar de la modalidad virtual y de este difícil año, la CES 2021 nos dejó ver algunos avances tecnológicos que permiten imaginar la casa del futuro o, en el caso de algunos afortunados, habitar la del presente.