Los incendios no dejan en paz a la provincia del Chubut. Luego del siniestro en la zona de Cholila, esta vez las llamas se ensañaron con los Parques Nacionales Lago Puelo y Los Alerces. Tras ser avistados por vecinos de la zona que dieron aviso, los bomberos voluntarios de Lago Puelo concurrieron al lugar. Así, la zona sufre una temporada terrible con miles de hectáreas asoladas por las llamas.
Los bomberos señalaron que «el panorama hasta el momento es que el incendio se encuentra descontrolado y se está trabajando con dos medios aéreos y, a pesar de que los principales focos con actividad se encuentran en jurisdicción del Parque Nacional, se están previendo todas las medidas necesarias en caso de que el incendio baje y logre afectar a la zona de Villa del Lago». Debido a la situación está prohibido circular por ciertos lugares y en los que está habilitado se aconseja hacerlo con suma precaución. Además, el acceso al Parque Lago Puelo está cerrado. Para el caso extremo de tener que efectuar una evacuación masiva, se utilizarán los callejones de la Lidia y Graciano únicamente para el ingreso de unidades de emergencias, mientras que los restantes caminos serán de salida para el tránsito de los vecinos que salgan de la zona.
Ante el avance del fuego, la mayoría de los medios del Sistema Nacional del Manejo del Fuego disponibles en la Patagonia están afectados a combatir los incendios iniciados en el Parque Nacional Los Alerces y en el Cordón Currumahuida, perteneciente al Parque Nacional Lago Puelo, en la zona cordillerana chubutense, y está previsto que se sumen más recursos para colaborar en esa tarea. Al respecto, la Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable informó que la tarea para atacar el siniestro «abarca a todos los recursos disponibles en la Patagonia, en tanto el siniestro continúa activo se alistan medios de La Pampa, Mendoza y Buenos Aires para las próximas horas».
El gobernador de la provincia, Martín Buzzi, manifestó su preocupación por los focos encendidos intencionalmente. El mandatario consideró «muy sospechoso, por ejemplo, lo que pasó en el Cordón Currumahuida, donde se quemó al lado del incendio anterior y ahí no hay duda que se está ante un negocio inmobiliario». Además, amplió: «Deben acordarse que el propietario del suelo es dueño de la tierra pero no del ‘vuelo’ del árbol, que es patrimonio provincial y, como saben que están protegidos, la única forma que tienen de edificar allí es hacerlo desaparecer: el resto es para sacar conclusiones».
El origen del fuego también fue reiterado por el titular de Defensa Civil de la provincia, Evaristo Melo, quien señaló que «podrían ser intencionales». En ese sentido, el funcionario precisó que hay indicios que los dos últimos incendios fueron intencionales y confirmó que por acción del fuego ya se destruyeron unas 350 hectáreas de bosque nativo, en el primero, y otras 500 en el segundo. Melo indicó que ambos focos «tienen una distancia considerable uno de otro» y remarcó que las condiciones climáticas, de mucha temperatura y pocas probabilidades de lluvia, no favorecen el operativo para extinguir las llamas.
Por su parte, el intendente del PN Los Alerces, Daniel Crosta, señaló que «el incendio tuvo un comportamiento muy explosivo, no lo pudimos parar salvo en algunos sectores y está a 100 metros de las viviendas, carca de la escuela y del puesto sanitario». Sin embargo, aclaró que ninguna vivienda fue alcanzada por las llamas, aunque también manifestó que unos cientos de pobladores fueron trasladados a lugares seguros. «Los vecinos se fueron al centro de evacuación o en algunos casos a poblaciones vecinas como Trevelin o Esquel», indicó. Además, Crosta dijo que el incendio «no afectó a alerzales» sino a un «monte de coihue, zona de muchos maitenes, caña por debajo del sotobosque y todo tipo de vegetación de la zona».
El subsecretario de Bosques del Chubut, Hernán Colombo, indicó que hay personal trabajando en el siniestro de Cholila, que «está en extinción», y en otro en la zona de Río Percy, y reiteró que los focos de los parques nacionales Los Alerces y Lago Puelo están «fuera de control». El funcionario señaló a los medios que se pudo controlar el fuego detrás de una escuela en Villa Futalaufquen, cuyos pobladores fueron evacuados, pero se expande hacia el Cañadón de los Pumas. El intendente de la localidad de Lago Puelo, Iván Fernández, sostuvo que «la situación es preocupante y ,si bien todavía está en el cerro Currumahuida, el fuego baja rapidísimo a la costa del lago y estamos atentos a contenerlo y que no afecte al pueblo».
«Estamos trabajando en un operativo por si cambia el viento y viene para el sector donde está la población», expresó el Intendente, y remarcó que «tampoco tenemos pronóstico de lluvia por delante, lo que vuelve todo más preocupante».
Desde el gobierno nacional, el jefe de Gabinete Aníbal Fernández recorrió la zona en helicóptero, junto con el gobernador Buzzi, y garantizó que se hará llegar más personal y recursos para combatir las llamas. «El incendio tiene todas las características de ser intencional», dijo el funcionario nacional y afirmó que «se trató de un recorrido lo mejor que se pudo». A su vez, destacó la tarea de los bomberos que luchan contra el fuego y los líderes de grupo que «conocen el terreno como la palma de su mano, cosa que asombra porque hablan con precisión de montaña y cañadones, certificando que conocen a la perfección el terreno y que no estamos en manos de chambones».
Por otro lado, indicó que «se dispondrán todos los recursos necesarios y las inversiones necesarias para que no quede ningún hueco sin cubrir»y ratificó la remoción al coordinador del Servicio Nacional del Manejo del Fuego, Jorge Barrionuevo, por «inoperante». Además, lo calificó como «un ilustre trabajador de escritorio. Por eso lo eché». Su reemplazante será, en forma interina, Fernando Epele, quien quedará como segundo de ese organismo.

Deja una respuesta