Un nuevo informe de la Oficina de las Naciones Unidas en Drogas y Crímenes (UNODC según sus siglas en inglés) expresa que, en base a una encuesta realizada en conjunto con el gobierno colombiano, se redujeron las plantaciones de coca destinadas al narcotráfico. El estudio indica que durante el último año pasaron a contabilizarse 48.000 hectáreas, cuando en 2011 rondaban las 64.000.

Foto: www.larepublica.pe
Foto: www.larepublica.pe
Además, el análisis manifiesta que en solo 3 departamentos de Colombia se incrementó el cultivo. Estos son Caquetá, Chocó y Norte de Santander. El país cuenta con un total de 32 departamentos, por lo que las cifras indican que se redujeron las plantaciones en 17, es decir, más de la mitad de lo que en otros países denominamos provincias.
Asimismo, a través de imágenes satelitales y estudios de campo, se pudo apreciar que el 80% de los cultivos se encuentran concentrados en tan solo 8 departamentos, y casi la mitad de esta producción se localiza en tres de ellos. Nariño, Putumayo, Guaviare y Cauca son los que muestran los mayores descensos del cultivo de coca y otros 7 departamentos se ubican por debajo de 100 hectáreas focalizadas en esta planta.
En cuanto a las acciones gubernamentales para reducir el narcotráfico, se erradicaron en forma manual 30.500 hectáreas de arbustos el año pasado y se pulverizaron casi 100.000 de manera aérea.
hoja_de_cocaEl informe de UNODC indica que “el valor de salida de la explotación de la hoja de coca y sus derivados (pasta de coca, base de cocaína) en el año 2012 se estimó, en Estados Unidos, en 370 millones de dólares”, lo que muestra un valor por debajo de 2011, que era de 422 millones de dólares y 0,2% del Producto Bruto Interno (PBI) nacional y 3% del PBI del sector agrícola. El mismo estudio detalla que “los precios se mantuvieron estables para la base de cocaína (3,9%), pasta (-0,4%) y clorhidrato (-2,4%)”. Otros análisis determinan que el rendimiento de la hoja de coca por hectárea se redujo, tanto como el número de hogares que participan en el cultivo (3%), que pasó de 62.400 (2011) a 60.600 en el último año.
Por otra parte, los rendimientos anuales de hoja de coca disminuyeron desde el 2005 pero el precio de mercado se recuperó casi un diez por ciento. Con respecto a este negocio, la producción del 100% de la cocaína pura creció de 240 a 377 toneladas, aunque también crecieron las incautaciones de cocaína de pureza desconocida, que superaron en 21% al total del periodo anual anterior (156 toneladas métricas en 2011 y 188 en el año 2012).
Foto: www.hoy.com.do
Foto: www.hoy.com.do
Pero estos no son todos los números que expresan las modificaciones en un mercado tan oscuro como dispar. El ingreso bruto promedio de un agricultor se calcula en 1.220 dólares por año y el presente no es tan auspicioso como lo era el mercado en el pasado por lo que, en una encuesta realizada a estos productores, en el año 2005 el 60% eran dependientes de este cultivo y sus derivados, mientras que en la actualidad se bajó al 30%.
A pesar del logro en la disminución de los campos dedicados al narcotráfico, esta es una batalla que continúa. Y así lo expresa Bo Mathiasen, representante de UNODC en Colombia: «El impacto de los esfuerzos del gobierno para erradicar los cultivos ilícitos de coca es visible. Sin embargo, los estudios muestran que después de la erradicación se reanuda el cultivo, a menudo, en campos nuevos. Por lo tanto, la erradicación de los cultivos, incluso cuando produce resultados positivos, deben complementarse con planes de medios de vida alternativos para mejorar las condiciones sociales, económicas y ambientales, y para lograr una reducción sostenible de la superficie de cultivo”.

Un comentario de “Colombia contra la coca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.