En algunos países árabes la homosexualidad no está bien vista bajo ningún aspecto, de hecho, a menudo nos encontramos con situaciones de desprecio bastante extremistas como lo es la noticia de hoy.

Según cuenta el periódico Gulf News desde Manama, Baréin, un hombre de apenas 24 años de edad no solo ha sido condenado a cárcel, sino también a 450 latigazos de castigo por hacer uso de Twitter para relacionarse con personas del mismo sexo. Aparentemente, la policía religiosa del país (conocida como la Comisión para la Promoción de la Virtud y la Prevención del Vicio) recibió el aviso de que el chico estaba usando esta red social con contenido “inmoral” por mantener relaciones con hombres.

Ante esta alerta, la policía religiosa tendió una trampa al muchacho haciéndose pasar por uno de los contactos para que, de esta manera, el caso saliera a luz. Esto es lo que ha provocado inevitablemente que lo llevaran a juicio y que, finalmente, la sentencia quedase en, como mencioné, tres años de cárcel y cuatrocientos cincuenta latigazos que quedarán repartidos en 15 sesiones después de que el hombre reconociera los hechos.

Una vez más, tenemos un caso terrible de homofobia en un país árabe, donde la represión desmedida que vive la sociedad en base a sus culturas se hace cada vez más fuerte y terrible.

Nota elaborada especialmente para .cero por Camila López Díaz.

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.