El Gobierno Nacional anunció en los últimos días un par de programas para impulsar la compra de tecnología en cuotas fijas y, por otro lado, controlar y fijar precios en productos de consumo regular.

De esta manera, la iniciativa pretende financiar en hasta 30 pagos con una tasa de interés baja la adquisición de aires acondicionados, telefonía celular de gama media y baja y televisores 4K de entre 50 y 58 pulgadas de producción nacional. Cabe mencionar que se acerca el verano y llegarán altas temperaturas, además del inicio de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA en aproximadamente un mes.

Al respecto del proyecto, la Secretaría de Comercio adelantó que fue elaborado en base a una propuesta de la Asociación de Fábricas Argentinas Terminales de Electrónica (AFARTE). «Desde el Ministerio de Economía lo vamos a estar poniendo en marcha», aseguró el titular de la cartera, Sergio Massa. «La tasa de interés será muy por debajo de la del mercado y la está gestionando la Secretaría de Comercio con los bancos», completaron desde AFARTE. Desde la Secretaría de Comercio especulan con que ronde el 48%.

Asimismo, desde esta entidad informaron que en el primer semestre del año en Argentina la industria electrónica facturó 1.629 millones de dólares y se produjeron 5.375.742 celulares, 1.369.857 televisores y 496.489 aires acondicionados, de los cuales se comercializaron 4.223.723, 1.051.773 y 374.069, respectivamente.

Por otra parte, el lanzamiento de «Precios Justos» incluirá casi 2.000 productos con el valor de compra impreso en el envase para intentar combatir la escalada de precios constante y «para construir previsibilidad en la góndola». «Estamos trabajando y la idea es avanzar durante noviembre con esta iniciativa», expresó Matías Tombolini, titular de la Secretaría de Comercio.

«La velocidad de acumulación de las empresas, en términos de sus ganancias, ha ido muy por encima de la evolución de los salarios. Es esa ganancia diferencial la que permite también generar las condiciones para aspirar a este programa», detalló Tombolini al referirse la inclusión de las «grandes compañías formadoras de precios, que representan el 65% del consumo masivo».

Finalmente, vale destacar que ambas políticas públicas por parte del Gobierno están inicialmente planificadas para tener una vigencia hasta fin de año.

Deja una respuesta