La Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito se inició el 28 de mayo de 2005, el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres, teniendo como acción inicial la junta de firmas para entregar al Congreso Nacional, seguido de una concurrida marcha con personas de todo el país.

Dicha iniciativa surgió por la necesidad de nuestra sociedad en considerar el aborto como una cuestión de salud pública, práctica que actualmente, en la clandestinidad, se lleva la vida de miles de mujeres y cuerpos gestantes.

El presente contexto de ilegalidad que se le otorga al aborto no impide, por supuesto, que estos se realicen pero sí priva de una maternidad voluntaria a las mujeres más pobres y las expone a abortar en peligrosas, inseguras e insalubres condiciones. Lo cual provoca, en la mayoría de los casos, daños irreparables en la salud, la angustiosa opción de continuar con un embarazo no deseado o, en el peor escenario, la muerte.

Lejos de los argumentos religiosos, éticos o morales, la legalización y despenalización del aborto implica reconocer la autonomía, la capacidad y el derecho de cada mujer para decidir lo más digno para sí misma. Para concretar esas vidas dignas, sin dudas, es imperioso otorgar herramientas desde las esferas estatales, tales como la Educación Sexual Integral (ESI) que informa, entre otros temas, sobre métodos anticonceptivos para evitar embarazos no deseados, contribuye a identificar el abuso sexual, el acoso, derriba estereotipos y educa en la prevención de los vínculos violentos, entre otros temas. En este sentido, es importante también que se brinde el acceso a procedimientos de calidad, seguros y gratuitos que garanticen el bienestar de cada persona.

Al respecto, las palabras del presidente Alberto Fernández en su discurso de asunción llenaron de expectativa, ya que en el mismo expresó su intención de legalizar la interrupción voluntaria del embarazo. Si bien nuestro contexto actual se vio alterado por la pandemia de coronavirus, lo cual se traduce también en la agenda del Gobierno, considero que es importante destacar que los abortos continúan sucediendo aún en esta situación, por lo cual es menester un sistema de salud que acompañe y esté a la altura de las circunstancias.

En palabras de Fernández: “Las mujeres tienen derecho a decidir”, un alentador reconocimiento sobre algo que, en verdad, es un hecho. ¿Estamos más cerca de que el Aborto Legal, Seguro y Gratuito sea una realidad en nuestro país?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.