El lunes por la noche, el equipo brasileño superó por 2-0 a su compatriota Ferroviaria y consiguió la Copa Conmebol Libertadores Femenina por segunda vez en su historia (la había logrado en una fusión con Audax, como Audax Corinthians en 2017).

En la primera parte de Corinthians-Ferroviaria no hubo una diferencia marcada por ninguno de los equipos. Y, pese a que ambas contaban con varios goles en la copa (Corinthians había hecho 14, Ferroviaria 20), recién a los 72 minutos se pudo romper el marcador cuando, tras una asistencia de Tamires, Giovanna Crivelari hizo el 1-0. Para el segundo, una gran jugada entre Juliete y Victoria Albuquerque finalizó con una buena definición de Juliete. De esta manera, Corinthians se consagró campeona invicta, con cinco victorias y un empate y tan solo cuatro goles en contra.

Más temprano, América de Cali se había quedado con el tercer puesto tras vencer por 3-1 a Cerro Porteño. Contó con la figura de Catalina Usme (una de las mejores jugadoras de la copa) que dio la asistencia del segundo gol. Los dos goles de Gisela Robledo y uno de Leysy Pulgarin, a los 92 minutos, le dieron la victoria a las colombianas. Descontó Marta Agüero para Cerro Porteño.

América de Cali alcanzó el podio en su debut en la Copa Libertadores, igualando lo que habían hecho tres de los equipos argentinos que participaron del torneo (UAI Urquiza en 2017, River Plate en 2017 y Boca Juniors en 2010). Nathane de Ferroviaria, con nueve goles, fue la máxima anotadora de la Copa.

La Libertadores Femenina fue dominada completamente por los equipos brasileños desde su creación en 2009 y esta es la primera vez que llegaban a una final dos equipos del mismo país. Siempre hubo un brasilero en el podio y solo una vez no participó alguno de la final: fue en 2016 cuando la jugaron Sportivo Limpeño (Paraguay) y Estudiantes de Guarico (Venezuela).

En once copas, las brasileñas salieron campeonas de 8 ediciones, subcampeonas en 3 y terceras en 4. Argentina sigue sin poder tener un equipo campeón. UAI Urquiza había tenido un buen comienzo: clasificaron de la fase de grupos invictas pero se enfrentaron a un fuerte América de Cali que hizo que se vuelvan en cuartos de final.

La de este año fue una Libertadores que se vio marcada por los problemas que sufre Ecuador, incluido un toque de queda que influyó en la poca asistencia a los estadios. Terminó unos días después de lo previsto debido a que la Conmebol debió suspender una de las fechas por las manifestaciones en Ecuador. Pese a eso, se dio una competencia con grandes partidos, buenos goles y que mostró el avance de los distintos países en el fútbol femenino a pesar de las malas organizaciones.

Formaciones e incidencias

Corinthians: Lelé; Katiuscia, Pardal, Erika, Juliete, Grazi, Gabi Zanotti, Paulinha, Tamires, Millene y Victoria Albuquerque. Entrenador: Arthur Elias.

Ferroviaria: Luciana; Monalisa, Gessica, Andreia, Barrinha; Maglia, Rafa Andrade, Mineira; Nene, Aline Milene y Nathane. Director técnico: Douglas Onca.

Goles: 73′ Giovanna Crivelari (Corinthians), 90′ Juliete (Corinthians).

Estadio: Olímpico Atahualpa (Ecuador).

puntocero 2019

La comunicación es un derecho humano. Todos los contenidos y opiniones publicados en el sitio puntocero.me quedan bajo la exclusiva responsabilidad de su autor. El medio respalda la libertad de brindar información, emitir opiniones y comentarios aunque puedan no representar el pensamiento ni ideología del mismo.