Llega un bebé a nuestro cuerpo y tenemos que cuidarnos para que todo esté bien y gocemos los dos de buena salud. Por eso los controles prenatales son importantes para prevenir enfermedades u otros hechos menos fortuitos.
Seguramente te enterarás del embarazo cuando veas una falta menstrual y, en ese caso, lo más común es hacerte un test casero de orina, luego podrás confirmarlo con uno de sangre y ahí comienzan los controles mensuales con el médico que te indicará varios exámenes más en el trascurso de las 36 semanas siguientes.
Estudios frecuentes y de rutina
test-embarazoTest de embarazo casero: es de fácil uso y acceso. Los hay de muchas marcas y los costos varían entre los 18 y los 36 pesos. Trabajan por medio de la detección de la hormona Gonadotrofina Corionica Humana (HCG), que está presente en la mujer embarazada y es de rápido incremento en la orina. Detectan a partir de los 25 UI/L y tienen un 99% de certeza. Estos test pueden fallar en los negativos pero casi nunca en los positivos.
Análisis Sub unidad Beta: es una medición de la hormona en sangre y se realiza en los laboratorios. Puede expresarse en positivo o negativo o ser cualitativa, que te aportará además un numero de concentración de hormona para saber en qué semana del embarazo te encontrás. Es el único método certero para saber si estamos embarazadas.
ecografiaEcografías: normalmente son tres las que se hacen en el embarazo. A las 7 semanas para confirmarlo y ver que el feto esté implantado en su lugar. A las 18/20 semanas para evaluar el crecimiento y a las 32/34 semanas para controlar las cuestiones arteriales uterinas y del feto. Las que somos mamás sabemos que la ansiedad nos gana y siempre hacemos más cantidad.
Análisis de sangre: se hacen cada dos meses y evalúan hematocrito para prevenir anemias, enfermedades infecciosas y glucemia para prevenir diabetes.
Pre quirúrgico: unos días antes del parto te harán un chequeo por si es necesario realizar alguna intervención.
Monitoreo fetal: en las últimas semanas serán frecuentes, dado que miden la frecuencia cardíaca del bebé y las contracciones.
Estos son  los controles mínimos y necesarios para poder llevar a término un embarazo sano y feliz.
Actualmente, la ciencia avanzó y hay muchos análisis opcionales que generalmente nos hacemos como rutina.
Estudios complementarios
Traslucencia nucal: hay dos tipos, que son la TN o la TN plus. Es una ecografía que mide el espacio presente en la zona posterior de la nuca del bebé y mira que esté presente el hueso nasal. Se realiza entre las semanas 10 y 13 y se utiliza para diagnosticar Síndrome de Down en el feto. Es una medida estadística, por lo cual no es completamente certera. La TN plus suma un análisis de sangre que ayuda al diagnóstico agregando componentes sanguíneos presentes en las madres.
hqdefaultAmniocentecis o Punción de vellosidades criónicas: se realiza para analizar genéticamente al bebé. Tiene una alta tasa de aborto porque se trata de pinchar la panza de la mamá para tomar una muestra de líquido amniótico para analizar. Es un 100% efectivo, dado que es una investigación genética del niño por nacer.
Test nace plus: es una técnica que se utiliza para detectar alteraciones cromosómicas del feto comparándolo con el de la madre por medio de un análisis de sangre. En nuestro país se realiza la extracción sanguínea pero se manda a analizar a Estados Unidos. Se realiza entre la semana 9 y la 12. El mayor impedimento es el costo, porque vale más de diez mil pesos.
Ecografía scan fetal: es una ecografía que se realiza en la semana 20 y mide cada uno de los órganos del bebé en forma detallada y comprueba si este traga y orina.
ecografiaEcografía 4D: son más precisas y muestran al bebé nítidamente al sumar largo, ancho y volumen en tiempo real.
Ecodoppler fetal: por medio de una ecografía color evalúa el flujo sanguíneo de las arterias del bebé y del cordón umbilical. Valora la circulación cerebral, cardíaca y del cordón.
Hay muchas técnicas para diagnosticar cualquier tipo de alteración en el feto y en la madre. Pero siempre lo más importante es escuchar a nuestro cuerpo y estar atentas a los cambios, signos o síntomas para lograr disfrutar un embarazo sano y feliz.