Las historias de atracos nos tienen acostumbrados a un grupo de personas con máscaras, en ocasiones armados y con una planificación que incluye la lógica para transportar el botín de un punto a otro. Bueno, nada de eso es lo que ocurre con el nuevo ciber crimen.

En tiempos de digitalización y economía virtual, el robo puede realizarse con solo estar detrás de una computadora. Eso es lo que sucedió con BitMart, empresa del mundo blockchain, que sufrió este fin de semana el robo de 200 millones de dólares en criptomonedas. Calculan que la mitad del total se dio en Ethereum y los restantes 96 millones afectados fueron en Binance.

Al respecto del caso, el fundador de BitMart, Sheldon Xia, comunicó mediante su cuenta en Twitter que «esta violación de seguridad fue causada principalmente por una clave privada robada que comprometió dos de nuestras hot wallets (billetera virtual con determinados accesos y conectada a internet). Otros activos están seguros e intactos».

Como consecuencia del hecho, la compañía congeló las cuentas, prohibió los retiros de fondos y anunció un plan gradual de compensación a las cuentas afectadas. Además, comenzó un proceso de investigación para detectar quién o quiénes realizaron el robo, lo cual podría llevar un tiempo prudencial.