Este sábado, por la cuarta jornada del The Rugby Championship, los All Blacks se tomaron revancha y golearon 53-3 a Los Pumas en Hamilton.

Tal como reflejan los 50 puntos de diferencia, el equipo local fue el dueño del partido a lo largo de los 80 minutos de juego.

La etapa inicial fue toda del equipo local, que salió decidido a anular a su rival desde el kick inicial. Ese cometido lo logró por ser el mejor combinado del planeta, pero también por errores del elenco nacional.

La intensa lluvia caída en Hamilton le jugó una mala pasada a los rugbiers argentinos a la hora de controlar la ovalada. Claro que esta situación, ajena al juego, no justifica de ninguna manera la superioridad del rival, pero colaboró indirectamente.

Los «Hombres de Negro» se pusieron arriba en el score a los 120 segundos de partido por un penal de Richie Mo’unga. Luego, el pilar Ethan De Groot perforó la residencia argentina, apoyó el primer try del juego y estiró la diferencia a un parcial de 10-0. El score se modificó a los 20 minutos con un nuevo try local. Rieko Ioane comandó un ataque y asistió a Caleb Clarke, quien corrió hacia el ingoal y venció la marca de Emiliano Boffelli. Mo’unga se encargó nuevamente de completar la jugada de siete puntos y puso el 17-0 transitorio.

Los Pumas reaccionaron y lograron jugar en los 22 metros de los All Blacks. Pero la buena defensa local, sumada a los problemas en el manejo (y las pocas ideas ofensivas), hicieron que ningún intento prospere.  Boffelli cambió penal por tres puntos mediante un penal.

Con el score 17-3, los dirigidos por Michael Cheyka intentaron hacer algo más por meterse en partido, pero no lo consiguieron. En tanto, los locales siguieron con su juego, marcaron un nuevo try por intermedio de Ioane y se fueron al descanso arriba por 24-3.

La segunda mitad se inició con una luz de esperanza para los argentinos. En base a una defensa, Los Pumas pudieron jugar cerca del ingoal rival, estuvieron cerca del try y forzaron la tarjeta amarilla de Fletcher Newell (por derrumbe de maul). Pero no pudieron superar la muralla defensiva local, tuvieron una desinteligencia en el manejo y lo pagaron muy caro. Ioane recuperó, avanzó metros con su velocidad y Jordie Barret terminó coronando ese contragolpe demoledor para poner el 34-3.

Ese arrebato argentino fue lo último para destacar en un partido donde fue ampliamente superado por virtudes ajenas y también por errores propios. Ciertas concesiones no se pueden otorgar si se tiene en frente al mejor equipos de todos. Poco y nada tuvo que ver este rendimiento con el de la histórica victoria conseguida siete días atrás. Ardie Savea, Brodie Retallick y Beauden Barret, con un try cada uno, se hicieron presentes en el ingoal nacional y sus respectivas conquistas sirvieron para sellar el resultado final: 53-3.

Los All Blacks se recuperaron del duro golpe de la semana pasada con una tarea excelente, donde plasmó su superioridad desde el primer segundo de juego hasta el último. Los Pumas tendrán que revisar esta actuación, aprender de los errores para no volver a caer en ellos y volver a su mejor versión.

Formaciones e incidencias

Nueva Zelanda: Ethan De Groot, Samisoni Taukei’aho, Tyrel Lomax; Samuel Whitelock, Scott Barrett; Shannon Frizell, Sam Cane (capitán), Ardie Savea; Aaron Smith, Richie Mo’unga; Caleb Clarke, David Havili, Rieko Ioane, Will Jordan; Jordie Barret.

Ingresaron: Dane Coles, George Bower, Fletcher Newell, Brodie Retallick, Dalton Papali’i, Finlay Christie, Beauden Barret, Quinn Tupaea.

Argentina: Thomas Gallo, Julián Montoya (capitán), Joel Sclavi; Guido Petti, Tomás Lavanini; Santiago Grondona, Marcos Kremer y Pablo Matera; Tomás Cubelli, Santiago Carreras; Santiago Cordero, Matías Orlando, Matías Moroni; Emiliano Boffelli; Juan Cruz Mallía.

Ingresaron: Santiago Socino, Mayco Vivas, Eduardo Bello, Matias Alemanno, Juan Martín González, Gonzalo Bertranou, Benjamín Urdapilleta, Lucio Cinti.

Conquistas: 2′ penal de Richie Mo’unga (Nueva Zelanda), 10′ gol de Richie Mo’unga por try de Ethan De Groot (Nueva Zelanda), 20′ gol de Richie Mo’unga por try de Caleb Clarke (Nueva Zelanda), 32′ penal de Emiliano Boffelli (Argentina), 37′ gol de Richie Mo’unga por try de Rieko Ioane (Nueva Zelanda), 47′ penal de Richie Mo’unga (Nueva Zelanda), 62′ gol de Richie Mo’unga por try de Jordie Barret (Nueva Zelanda), 67′ try de Ardie Savea (Nueva Zelanda), 73′ gol de Jordie Barret por try de Brodie Retallick (Nueva Zelanda), 83′ gol de Jordie Barret por try de Beauden Barret (Nueva Zelanda).

Amonestados: Tomás Lavanini (Argentina), Fletcher Newell (Nueva Zelanda).

Árbitro: Nic Berry (Australia). Estadio: FMG Waikato, Hamilton, Nueva Zelanda.

Deja una respuesta