El diseñador japonés Yohji Yamamoto presentó su propuesta masculina para la temporada Spring Summer 2022. La colección trae elementos característicos de la firma como la sobriedad, las directas referencias al kimono, los pantalones hakama (esos de tiro alto y piernas anchas con pliegues en la parte frontal y trasera), entre otras prendas típicas de la cultura japonesa, que poseen amplitud y mucho vuelo, aunque algunas telas -no es el caso de todos los modelos de este desfile, ya que el Lino tuvo una importante presencia- sean más pesadas que otras.

Dicha colección, como en la mayoría de las pensadas por Yamamoto, mantiene siempre presente las necesidades de un cliente que busca sentirse libre al moverse pero que, al mismo tiempo, quiere producir un impacto visual con el dramatismo de su vestimenta que, generalmente, es muy oscura.

Sin embargo, en esta oportunidad el diseñador tokiata incorporó una variedad de colores como el naranja, los tonos azules, algunos amarillos y hasta rosados. Por otra parte, también se pudieron observar estampados de flores, letras de diarios, ilustraciones de personajes femeninos, bordados de rostros o líneas que parecen dibujar mapas, aplicaciones con formas de manos, ojos, mensajes escritos y manchas hechas con pintura directamente sobre la ropa.

Asimismo, debo incluir dentro de los rasgos que le aportaron carácter a los diseños el minucioso trabajo de confección, ya que muchas de las prendas superiores tenían doble solapa, creando un efecto especular que también se repetía en los bordes inferiores de los sacos, pantalones, pilotos, rompevientos o sobretodos. Aunado a esto, se encuentran los complejos cuellos de las camisas, entre los que se notaron reinterpretaciones del estilo mao, y otras deconstrucciones abstractas, que convirtieron algunas propuestas, aparentemente “básicas”, en piezas de vanguardia minimalistas.

Zapatos de autor

El calzado que utilizaron los modelos abarcó desde las sandalias y zapatillas de cuero hasta los botines y zapatos con retazos de tela que, como ocurre con otros artículos del desfile, remiten a las páginas de un diario impreso en blanco y negro.

Buscando desde las sombras

Si tomamos en cuenta los diseños del japonés para la temporada pasada, en donde se evidenció una clara influencia del estilo rocker asociado al movimiento punk de los años 70′, salta a la vista que los habitantes del «universo» Yamamoto tienen una personalidad intensa, apasionada y, por momentos, turbulenta.

Sin embargo, en esta colección dichos actantes parecen haber encontrado en las intervenciones artesanales que ya mencioné -como los dibujos bordados a mano, la customización de los calzados y los detalles en la confección-, un espacio de meditación para calmarse un poco, asumiendo una postura más positiva frente a las dificultades de nuestros tiempos. Gracias a esto, se incluyen algunos colores brillantes y estampados, sin mencionar las palabras y oraciones escritas en los textiles. Entre ellas: «mira», «toca» y «Dios te bendiga». Una clara invitación a utilizar nuestros sentidos para conectarnos con el entorno y redescubrir la vida. Esa que muchas veces se nos escapa de las manos por el aislamiento o la desesperanza.

Pues sí, aunque nos cueste, levantemos la cabeza y busquemos los colores ocultos entre las sombras. Celebremos lo que nos queda y, por qué no: aquello que todavía podemos lograr. Bravo, Yamamoto.