En varias de las películas de acción que solemos ver donde se idealiza al terrorista como un ciudadano común aislado, esperando ordenes, solo parecen ser simples recreaciones televisivas. Y no siempre lo que sucede en la gran pantalla puede volverse real. Pero en este caso, las células perdidas o lobos solitarios (como los llaman ahora) han despertado de su letargo.
El día miércoles 22 de marzo en la capital británica se vivieron momentos de mucho terror a tan solo metros del Parlamento inglés, donde se encontraban muchos de sus funcionarios. En el famoso puente de Westminster en el que los turistas suelen pasar un momento agradable a orillas del Támesis se vivió una jornada de horror.

ISIS confirmó la autoría

Transcurría una tarde tranquila sobre Londres hasta que Khalid Masood, de 52 años, manejaba su camioneta 4×4 Hyundai y embistió, al menos, a 30 transeúntes según informó Scotland Yard, y además asesinó a 3 personas luego de estrellar su camioneta contra las rejas del Palacio Legislativo de Londres. Inmediatamente después de chocar el terrorista descendió y, con un cuchillo, atacó a un policía, el cual se mantiene en grave estado.
Luego de embestir al policía, las fuerzas de seguridad inglesas abatieron al terrorista. Khalid Masood había nacido en Kent y vivía en Birmingham, según fuentes locales. En su recorrido sobre el puente una mujer cayó al río y ahora pelea por su vida en uno de los centros de salud de la capital.
Mientras tanto en la cadena local del Estado Islámico (Daesh), reivindicaron la autoría del atentado realizado esta semana. En su medio Amaq atribuyen este ataque contra la coalición que mantiene presencia en Siria e Irak, y atacaron en represalia a todo lo que sucede en Medio Oriente. «Un soldado de Daesh llevó a cabo el ataque contra el Parlamento inglés», así informaron desde su medio de comunicación.

El soldado siguió instrucciones contra los aliados

Estos son los famosos lobos solitarios, que no se sabe que tienen relación alguna con el ISIS y que, al recibir un mensaje por WhatsApp, realizan ataques suicidas.
Estas células han comenzado a despertar y, además de las detenciones que se hicieron en la noche del miércoles, no se sabe de qué manera pueden actuar en los próximos días. Lo que sí se sabe es que estos nuevos ataques están siendo llevados a cabo con la misma modalidad que utilizan en Palestina para atacar soldados israelíes, con vehículos y armas blancas. Estamos en presencia de una nueva modalidad que resulta difícil de descifrar para las autoridades de cualquier país.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.