“Hola a todos, yo soy el león” rugió la bestia rock en medio de Pergamino, en un gran 25 de Mayo a puro pogo. Gustavo “Chizzo” Nápoli (cantante), Gabriel “Tete” Iglesias (bajista), Jorge “Tanque” Iglesias (baterista), Manu (saxo y armónica) y Chiflo (saxo y trompeta) sonaron y resonaron al ritmo del tambor y la gente no paró de bailar durante toda la noche, con el único objetivo de seguir presentando su último disco «Algún rayo» (2010).

En Punilla. Enero 2013

En Punilla. Enero 2013


A diferencia de otras emisiones y luego de dos bandas soportes, los muchachos se hicieron esperar: arrancaron a las 21:45 horas. Expectativas y emoción se vivieron con el típico canto de «Los Mismos de Siempre» que se escuchaba desde abajo: “Vamo’ La Renga, con huevo, vaya al frente que se lo pide toda la gente…”.
Las luces se prendieron, un escenario gigante en medio del Circuito El Panorámico de la localidad, armado únicamente para este espectáculo, deslumbró con sus colores psicodélicos.
Un hombre aborigen de 8 metros de alto (aproximadamente), inflado, apareció atrás de la banda con el símbolo de «Algún rayo» en su pecho, La Gran Bestia Rock que, con sus manos, abrazó la batería de Tanque. Chizzo saludó: “Gracias por venir, hace mucho que no nos vemos”, y se desató “La Furia de la Bestia Rock”.
Luego desplegaron una lista de temas viejos que, como decía el cantante, “los desempolvamos para tocarlos esta noche”. Y más de 60 mil personas que se hicieron presente en el predio, cantaron y no pararon de poguear grandes canciones como «Cortala y olvidala» («A dónde me lleva la vida», 1993), «Tripa y corazón», «Bien alto» (ambos homónimo, 1998), «Psilocybe mexicana» («Despedazado por mil partes», 1996), «Negra es mi alma, negro mi corazón» («Esquivando charcos», 1991), y muchos mas.
Para conmemorar la noche patria, locro y empanadas se vendían en los stands internos. El cantante hizo subir al escenario a Nacho Smilari, violero de «Chocolate», banda donde tocaba Pajarito Zaguri y, entre todos, por el 25 de Mayo y por el músico difunto, tocaron “Poder” del disco «Algún rayo».
Más tarde, Chizzo hizo participar en el escenario a un chico discapacitado con su familia, que necesita realizar un transplante urgente: el público enmudeció por respeto al momento acordado.
En Punilla. Enero 2013

En Punilla. Enero 2013


Luego comentó que “cuando llegamos a Pergamino, la gente empezó a asustarse y nos preguntaban qué onda con ustedes, pero les dijimos son buenos muchachos, un poco desalineados, pero de buen corazón (risas) y pudimos tocar esta noche acá. Así que gracias a ustedes y gracias a la gente de Pergamino”. Y fue cierto, miles de seguidores de La Renga llegaron en micros desde distintos lugares del país, y de naciones limítrofes como Chile y Uruguay. Algunos durmieron en la terminal de micros de la ciudad y otros pasaron la noche viajando hasta el lugar de destino.
Para el cierre (con bis incluido) tocaron «El final es en donde partí». Seguido a ello, el cantante comentó: “ustedes son insaciables”, y cerraron con «Hablando de la libertad» (ambos temas de «Despedazado por mil partes», 1996), con videos de Tete al llegar a Pergamino y al tomarse fotos con los fans, distinto al habitual video de «Los Mismos de Siempre» mostrando sus trapos y remeras. Recital atípico renguero, que concluyó a las 00:30, y la gente se quedó con ganas de seguir “Bailando en una pata”.
En Punilla. Enero 2013

En Punilla. Enero 2013


Más allá de la suciedad que siempre queda luego de todo evento con semejante convocatoria, debido a la cantidad de puestos de bebida y comida alrededor del predio, el recital se llevó a cabo de manera pacífica.
El intendente de Pergamino, Horacio «Cachi» Gutiérrez, puso a disposición del show más de 400 policías y la organización de salida del predio fue bastante ordenada, sin disturbios.