Desde 1911 el cine es considerado el séptimo arte, título otorgado por el dramaturgo italiano Ricciotto Canudo. Con el correr del tiempo, este arte se aggiornó e incorporó las nuevas demandas presentes en la sociedad. En este sentido, surgieron los debates respecto al lugar ocupado por las mujeres en la industria, adelante y detrás de cámara. En esta nota, Maitena Minella y Flor Tundis nos cuentan sobre Cine Feminista, donde trabajan en la importancia del cine con perspectiva de género.

¿Cómo surgió el proyecto Cine Feminista?

Las creadoras de este proyecto cuentan con una formación muy diversa. Maitena es directora y guionista (CIEVYC), trabaja como asistente de dirección y, por su parte, Flor es guionista (ENERC) y economista. Ambas se conocieron a través de la página de Economía Feminista, espacio donde Tundis es coordinadora del área audiovisual. «Si bien no tiene nada que ver una cosa con la otra, se puede decir que somos primas», bromea.

«Mai mandó un relevamiento de estadísticas sobre la falta de mujeres en los puestos de dirección y, a partir de ahí, escribimos un par de notas juntas sobre la composición de mujeres detrás de cámaras y sobre películas argentinas. También realizamos un taller por Economía Feminista y luego comenzamos a dar charlas», señala Flor.

«A partir de las estadísticas y del armado de talleres dijimos, ¿por qué no difundimos y damos a conocer? Por un lado hacemos el análisis, por el otro damos a conocer a directoras, guionistas, etcétera. Empezamos a subir cosas desde nuestras redes, con esto de la cuarentena se nos ocurrió dar recomendaciones, así que estamos viendo bastantes películas. Algunas ya estaban dentro del taller que damos. Está bueno porque la gente nos recomienda, es buena la interacción», comenta Maitena.

¿Por qué el trabajo con estadísticas?

«Lo que nos interesa es ver lo global, es ver como en cada uno de los rubros las mujeres están relegadas. Si bien son más mujeres estudiantes que varones en la escuela de cine, después eso no es representado. También nos interesa, al ser guionistas, lo que se ve delante de cámara, por ejemplo como se reproducen los estereotipos.»

¿Consideran que en los últimos tiempos se modificó algo respecto al lugar que ocupan las mujeres en el cine?

«Yo creo que no está sucediendo, es más una cortina de humo, donde se le da más prensa a algunas películas dirigidas por mujeres pero no son en su mayoría. Nosotras hacemos estadísticas de las películas más vistas porque entendemos que son las que más cortan tickets, en general lo que vemos es que hay muy pocas mujeres, una o dos. Entonces entiendo que aún no hay, quizás puede llegar a suceder pero al menos en guion no. Por otro lado, en los equipos técnicos tampoco cambia, las mujeres participan en arte o maquillaje, se quedan ahí. Son pocas las excepciones», alerta Maitena.

«Queremos destacar que hay mujeres cineastas pero no llegan, no se las contratan. Quedan relegadas a otros puestos, como asistentes, todo lo que no es cabeza de equipo, hay un cuello de botella o un techo de cristal a los que las mujeres no llegan. Lo que vimos en las estadísticas es que cuando se trata de un director se suele elegir más jefes de equipo varones respecto a una directora. Siempre hay excepciones pero estadísticamente es así», detalla por su parte Flor.

En cuanto a la reproducción de estereotipos, ¿consideran que hay algún cambio en los guiones?

«Hace poco vi algunas series nacionales y veo que no. Se ve, claramente, que es una pantalla, se vende una serie como feminista, con lo peligroso que es decir eso cuando el contenido no es así. Se suele poner la palabra ‘feminismo’ para la venta y no es correcto, sobre todo cuando el personaje se desarrolla y es estereotipado o incoherente», manifiesta Maitena.

«El cine feminista o con perspectiva de género no consiste solo en romper estereotipos, lo importante es que se cuente con mujeres detrás de cámara, eso se nota. Se pretende hacer contenido feminista pero no se convoca a directoras. Lo que sí cambió es la crítica por la cercanía que brindan las redes sociales, si hay una película muy ridícula con los estereotipos de género te lo van a hacer saber. Digamos que en estos tiempos no es gratuito hacer cosas grotescas (…) Está bueno poner a mujeres en papeles que supuestamente no son para ellas, como directoras de empresas o ferroviarias y también que aparezcan representadas las profesiones feminizadas pero problematizarlas en personajes con profundidad a los que les suceden cosas», afirma Flor.

¿Qué sucede con la difusión del cine feminista?

«Sucede que hay películas que ganan algunos premios pero tienen poca difusión. Se ven como trabajos personalistas, eso lo decide un varón igual y pasa en todos los rubros. Por ejemplo, en los festivales sucede que son organizados por varones cis hegemónicos que eligen y premian desde ese lugar, es un circulo vicioso», declara Flor.

«De a poco se empieza a romper con eso, sobretodo en los festivales más vanguardistas donde se dispone un 50-50 en el jurado. Esta medida ya la implementó el INCAA, lo cual es un progreso», detalla Maitena.

¿Sobre qué películas trabajan en sus talleres?

«Una de las películas es ‘Mamá se fue de viaje’, en la publicidad te venden a la protagonista en el afiche pero no aparece en el 80% de la película y te muestran a un tipo que no puede resolver las cosas ‘domesticas’ solo. Digo, ese tampoco es un ejemplo que esté bueno», revela Maitena.

«Una película con perspectiva de género es ‘Los tiburones’, que es sobre una familia que vive en Uruguay y una de las hijas trabaja ayudando al padre, cortando pasto y eso se muestra como algo natural. Quizás si la directora no tuviera perspectiva de género el personaje sería un varón. Ahí se da naturalmente, sin hacer la bajada de decir ‘esto es feminista'», comparte Flor.

¿Una película para recomendar por estos días?

«‘Minga’, la serie de Maitena, está disponible online por cine.ar», dice Flor Tundis.

Al finalizar la cuarentena, los talleres de Cine Feminista estarán disponibles en el Centro Cultural Recoleta. Asimismo, sus creadoras realizan consultorías de guion (dato a tener en cuenta). Quisiera destacar el comprometido trabajo que llevan adelante desde su espacio y, ahora ya sabés, las mejores opciones de películas con perspectiva de género las encontrás ahí.