«Disculpame, te hago una pregunta… ¿sabés dónde hay un cajero?» Este enunciado tal vez sea de lo más dicho y escuchado en las veredas de cualquier barrio, pueblo o ciudad. Esta frase también fue oída en tantos idiomas que ocuparía todos los dedos de una mano si se quisiera comenzar a enumerar.

Banelco
El logtipo viejo y el nuevo
Hoy la empresa Banca Electrónica Compartida (más conocida como Banelco) intenta dar respuesta a la pregunta a través del rediseño de su marca, de la colocación de más de 3.200 ménsulas (el cartelito que podés distinguir a mitad de cuadra) en toda la Argentina y, por supuesto, modernizar su imagen. Porque era hora, ya que su logotipo tiene 15 años para la compañía que tiene sus inicios allá por 1985.
Este lavado de cara para la marca Banelco requirió la inversión de 14 millones de pesos para ubicar los antes mencionados carteles luminosos en todo el país con el nuevo logotipo diseñado por DAS Branding & Design, quien ganó el concurso frente a 93 propuestas y se hizo con 100 mil pesos por hacer un logo que, visualmente, solamente cumple con una necesidad sin aportar mayor valor agregado. Para sostener mi afirmación, Hugo Álvarez, director del estudio realizador de la nueva imagen explicó y justificó que las tres líneas que anteceden a la B “hacen una reminiscencia a la marca anterior, que también tenía rayitas que lo cruzaban”.
BanelcoDesde Banelco se manifestaron satisfechos y presentan, según el sitio institucional, «una composición renovada, moderna y dinámica que conserva los atributos que valoran e identifican los usuarios, como el color borgoña institucional, que fue aggiornado para aportar claridad sin perder el contraste que tiene al conjugarse con la palabra Banelco en blanco. Para que acompañe la evolución que en los hechos ha transitado la empresa, la tipografía fue renovada bajo la premisa de tornarla contemporánea e imprimirle a su isotipo velocidad, tecnología e innovación. Finalmente, el logotipo BANELCO (utilizado originalmente en mayúsculas) se transformó en Banelco, un nombre propio».
Pago Mis CuentasAdemás, para acentuar la intención estética y no desvincularse de su propia historia, se podrá apreciar de día, y sin la iluminación que emiten las ménsulas, los colores tradicionales de la marca. Para ser claro, me refiero al mal llamado color «bordó», que ya puede apreciarse en las sucursales del Banco Galicia. En los próximos seis meses harán lo propio con el resto de las instituciones bancarias. Asimismo, el servicio Pagomiscuentas también rediseñó su imagen para afirmar su vínculo con Banelco. Hasta no acostumbrarse, tal vez la respuesta a la primera pregunta que hice apenas comenzó esta nota tenga como respuesta, a diferencia de una típica indicación señalizada con gestos y el trazado con los brazos de un mapa invisible, lo siguiente: «Ahí, donde está el cartelito ese».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.