Este domingo en el legendario estadio de Wembley, en Londres, Liverpool se coronó campeón de la Copa de la Liga, denominada Carabao Cup, frente a Chelsea mediante disparos desde el punto penal, luego del empate 0-0 en tiempo regular.

El partido fue de ida y vuelta permanente y con una intensidad constante, lo que convirtió el enfrentamiento en un verdadero espectáculo deportivo. Además, por si no alcanzaran las múltiples ocasiones de riesgo en ambos lados (que hicieron lucir a los dos porteros hasta última instancia), el VAR estuvo presente en una buena cantidad de situaciones de gol que requirieron la justeza y justicia por parte del recurso tecnológico.

De esta forma, si no hubiera sido por la actuación de Edouard Mendy y Caoimhin Kelleher y las decisiones arbitrales, el resultado final podría haber estado cargado de goles.

Pero el juego finalizó sin gritos, por lo que todo se dirimió desde el punto penal.

El primer lanzamiento recayó en James Milner, que cruzó el disparo con derechazo raso hacia el primer palo. Marcos Alonso también cruzó el tiro que casi fue detenido, pero estableció el 1-1 parcial. Fabinho la picó con suavidad y confianza y puso el 2-1 para Liverpool. Romelu Lukaku lanzó un zurdazo certero y volvió a igualar las acciones. Virgil Van Dijk, por su parte, tiró bien arriba, inatajable. Kai Havertz colocó con tranquilidad la pelota en el rincón izquierdo de Kelleher. 3-3. Trent Alexander-Arnold, con potencia, metió un derechazo cruzado y preciso. Reece James copió el tiro y mantuvo la paridad en el marcador en 4 anotaciones por bando. Mohamed Salah eligió el palo más cercano con un zapatazo con su pie izquierdo. Jorginho cargó con las presiones y se las sacó de encima con un toque centrado para avanzar a serie de un penal por equipo.

En esta instancia, Diogo Jota materializó en gol un derechazo al medio del arco. 6-5. Antonio Rüdiger tampoco falló con su pie derecho. Otro diestro, Divock Origi, anotó con solvencia para Liverpool. N’Golo Kanté remató con precisión y puso el 7-7 parcial. Robertson puso nuevamente a su equipo arriba con otro tiro de calidad. Timo Werner, con suspenso, marcó, pero Kelleher casi detiene su disparo. Harvey Elliott tocó de primera y también cumplió con su parte. Thiago Silva eligió el mismo lugar que su antecesor y decretó el 9-9 en penales. Ibrahima Konaté casi falla pero el balón coqueteó con la mano de Kepa Arrizabalaga. Trevoh Chalobah aprovechó su oportunidad y siguió con la tendencia: nadie falló sus tiros. Ahora sería el turno de los mejores puestos durante el partido, los guardametas: Kelleher anotó como lo hizo la mayoría y Kepa, que ingresó para la definición desde los doce pasos, tiró la pelota por sobre el arco y convirtió a Liverpool en el campeón de la Carabao Cup.

Formaciones e incidencias

Chelsea: Edouard Mendy; Trevoh Chalobah, Thiago Silva, Antonio Rüdiger, César Azpilicueta; N’Golo Kanté, Mateo Kovacic, Marcos Alonso, Mason Mount; Kai Havertz, Christian Pulisic. Director técnico. Thomas Tuchel.

Liverpool: Caoimhin Kelleher; Trent Alexander-Arnold, Joel Matip, Virgil Van Dijk, Andy Robertson; Fabinho, Naby Keita, Jordan Henderson; Luis Díaz, Mohamed Salah, Sadio Mané. Entrenador: Jurgen Klopp.

Cambios: 57′ Reece James por César Azpilicueta (Chelsea), 74′ Romelu Lukaku (Chelsea), 74′ Timo Werner por Christian Pulisic (Chelsea), 79′ Harvey Elliott por Jordan Henderson (Liverpool), 80′ James Milner por Naby Keita (Liverpool), 80′ Diogo Jota por Sadio Mané (Liverpool), 91′ Ibrahima Konaté por Joel Matip (Liverpool), 97′ Divock Origi por Luis Díaz (Liverpool), 106′ Jorginho por Mateo Kovacic (Chelsea), 120′ Kepa Arrizabalaga por Edouard Mendy (Chelsea).

Amonestados: 90′ Mateo Kovacic (Chelsea), 99′ N’Golo Kanté (Liverpool), 107′ Trent Alexander-Arnold (Liverpool). 107′ Kai Havertz (Chelsea).

Árbitro: Stuart Attwell. Estadio: Wembley, Londres.

Un comentario de “El mejor entre los mejores

  1. Pingback: Fecha sin presiones - puntocero

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.