Nos tomamos unos días de descanso y, en materia informativa, este país no te deja relajar. Pero al volver tuvimos que hacer un salto temporal y lo que pasó en nuestra ausencia quedará en el pasado. Total lo que sucedió en esta primera semana de mayo es suficiente.

Los sindicatos siguen demostrando su «fortaleza» al llamar a la huelga. Lo que pasa es que son tan trabajadores como el Presidente u otros funcionarios. La industria sigue en caída y los precios en alza, lo que para Gabriela Michetti es a favor de los usuarios. Por último, Cristina Fernández de Kirchner sumó una actividad más a las que ya tiene y ahora escritora. Y el libro sería un éxito editorial… permítannos dudar.

Noticias de la Gorra

Para celebrar que el país anda sobre ruedas, los sindicatos demostraron que al igual que Argentina no llegaron a un acuerdo y armaron dos paros. Lo curioso fue que uno de ellos se realizó durante el feriado del 1° de Mayo. El transporte no adhirió y la mayoría fue a laburar… son un éxito, muchachos.

Los que se pusieron re picantes son los gremios del Transporte avisaron que el próximo feriado también hay paro y parece que lo organiza la UIA.

En medio del paro del 30 de abril, Hugo Moyano dijo que «el Presidente no debe saber lo que es trabajar». Lo dice un tipo que nunca manejó un camión. Estamos seguros que ambos «trabajan» pero no de la forma convencional que imaginamos.

Por su parte, la ministra Patricia Bullrich sugirió que los gremios paguen los 23 millones que costó el operativo de seguridad. ¿Eh? ¿Pero quién organizó el operativo? ¿Lázaro Baez?

Lilita Carrió no para de darnos shows de derrapes semana tras semana, y después de dar gracias a Dios por la muerte de José Manuel De la Sota y pedir disculpas bíblicas, ahora Lila le sugirió a un periodista mientras hablaba del avance narco, que «ojalá no le pasa nada a tu familia». Le faltó decir «como a mí».

Asimismo, Mauricio Macri dijo que el año fue muy duro porque cumplió 60 años. También dijo que hay que acostumbrarse a vivir con esta volatilidad del dólar así que ya sabés, cuando te cruces a alguien pidiendo guita en la calle con un pibe en brazos, decile que peor es ser millonario de 60 años, pero que no se tiene que preocupar si el dólar sube o baja.

Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC), la actividad económica cayó 4,8% en febrero, ¿quién lo hubiera imaginado?

Volvió a aumentar la nafta y, para la vicepresidente Michetti, «es una medida a favor de los usuarios». Cómo se nota que ella todavía sigue usando tracción a sangre.

Sigue el derrotero de Cambiemos en las elecciones provinciales y en esta ocasión volvió a salir tercero, pero ahora en Santa Fe. Lo más curioso fue que Amalia Granata sacó 146 mil votos. No nos caguemos de risa que así comenzó la carrera política de Macri.

La paladina de la anticorrupción, Laura Alonso, se niega a que la Auditoría General de la Nación la audite. Es que se rascaron tanto el culo que no tienen ni un papel para mostrar. Ojo que, aunque usted no lo crea, Laurita se puso a laburar y le clavó una denuncia por acoso sexual al presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, Manuel Mosca, del PRO, que además es esposo de Gladys González, quien fue segunda de Bullrich en las últimas elecciones. Varias mujeres del partido hicieron la denuncia de que les metía mano y les pelaba el ganso.

Cristina es récord de ventas con su libro «Sinceramente» que, curiosamente, tiene el mismo color de portada y gráfica que un cuaderno Rivadavia. Si tenía ovarios tendría que haberlo hecho igualito a los Gloria.

El juez Claudio Bonadio le quiso confiscar las ganancias por las ventas del mencionado libro, pero la expresidente puso el usufructo a favor de un hospital de niños. Pobre Bonadio, quiso primerear a la genia de la evasión y el lavado… ¡a mamá mona con bananas verdes!

También hay buenas noticias. El Gobierno va a congelar los precios de las tarifas hasta fin de año, así que ya sabemos que si ganan las elecciones nos van a venir a cobrar este favorcito.

Finalmente, mencionamos el intento de Golpe de Estado o revolución venezolana, depende el medio que lo cubra. Lo importante es que en Buenos Aires se hizo una movilización de argentinos de partidos de Izquierda en la embajada de Venezuela en contra del «golpe imperialista». El tema es que fajaron y robaron a unos venezolanos exiliados que manejaban una bici de Rappi.