Se viene un nuevo plan de obra pública para generar empleo y reactivar la economía… y a Lázaro Báez. Eso sí, los delincuentes de barrios cerrados no quieren competencia. Por una vez, la Justicia estuvo rápida para resolver un crimen. Es solo un detalle que la fiscal sea pariente de Cristina Fernández en un caso que la involucra. Y en Brasil, a Jair Bolsonaro le agarró coronavirus, ¿o será solo una gripezinha?

Noticias de la Gorra

Después de cuatro años, la Justicia le dio prisión domiciliaria a Lázaro Báez. Lo curioso fue que justo esta semana el Gobierno lanzó un plan de obra publica que va a generar 20.000 puestos de trabajo. Qué justo que Lázaro va a estar disponible.

Los que estaban indignados eran los narcos, empresarios evasores y gatos vividores del country Ayres del Pilar, que salieron a cacerolear indignados porque no quieren compartir el espacio con otro delincuente.

Después de estar desaparecido, hallaron asesinado a Fabián Gutiérrez, el exsecretario de Cristina, que figuraba en la causa de los cuadernos como uno de los arrepentidos, próximo a declarar. Lo curioso fue que en un hecho inédito para la Justicia nacional, la santacruceña determinó en 24 horas quién lo mató y dijo que el motivo era “pasional”. Otro dato interesante es que los amigos del acusado dicen que no es gay y que no tenía una relación con el muerto.

De todas formas, para quedarnos tranquilos sobre la transparencia del proceso judicial, la fiscal del caso será la hija de la gobernadora Alicia Kirchner, por ende, la sobrina de Cristina.

Ahora no sabemos si Cristina tiene mucha mala leche que se le mueren todos los que la rodean o si tiene mucha suerte.

Por otra parte, la Justicia pidió inhibir los bienes de González Fraga y los directivos de Vicentin. Pobre Fraga, le hicieron creer que era gratis repartir créditos.

Según la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzoti, “cualquier resfrío en invierno es coronavirus hasta que se demuestre lo contrario”. ¡Vamos, señora! ¡Con esa lógica cualquier pedo es poroto!

La que se volvió a expedir sobre el COVID-19 fue la Organización Mundial de la Salud (OMS) que ahora aconsejó no consumir bebidas alcohólicas porque afectarían las defensas. Ok, hasta acá llegamos, ¡con el escabio no!

Mientras tanto en Brasil, el presidente Jair Bolsonaro habría dado positivo de coronavirus, según lo que él dice. Pero curiosamente un día más tarde apareció tomando la famosa “cloroquina” que todo el mundo dice que no sirve para nada, y dijo que “lo sanó”. Digamos que si fue dudoso puñalazo que recibió y ganó unas elecciones, este deforestado mental sería capaz de fingir una enfermedad solo para demostrar que su remedio y teoría es válida.

Finalmente, en Santiago del Estero detuvieron a una ambulancia que estaba cargada con vino y fernet. El cargamento era para el hijo del intendente. Ojo, el tipo era muy precavido, ya sabia que iba a volcar, así que tenía los primeros auxilios a mano.