No es la primera vez que no tenemos plan económico, pero sí que un presidente lo diga abiertamente. Y, como es habitual, hacemos 10.000 ofertas finales de renegociación de deuda. Cansado de las protestas, el Gobierno aflojó la cuarentena justo cuando aumentan los casos. Finalmente, Fernando Iglesias demostró su gorilismo una vez más. Hacemos un llamamiento a algún jubilado que quiera ejercitar tiro al blanco.

Noticias de la Gorra

El presidente Alberto Fernández dio una entrevista en la que dijo que “no cree en los planes económicos sino en las metas”. Amigo, para llegar a la meta tenés que tener un plan, llamale proyecto si no te gusta, pero de alguna forma nos tenés que convencer de cómo nos vas a sacar de este quilombo.

Lo de la falta de planes sería coherente si tenemos en cuenta que, por vigésima vez, el Gobierno “ahora si, le dio la última oferta a los bonistas” al igual que las últimas 20 ofertas finales, y así hasta que paguemos lo que dicen. Ese plan sí se puede ver.

Igualmente, Suúper Alberto parece que encuentra la forma de hacerse un tiempito y dedicarse al arte. Fue así que presentó una canción en homenaje al difunto cantante de los Súper Ratones. Qué justo, hablando del pago de la deuda… todo tiene que ver con todo.

Ojo que el presi no solo se focaliza en la música, también contó qué series maratoneó el fin de semana y recomendó «Chernobyl» y «Casi Feliz». Una es sobre una catástrofe que un gobierno no supo manejar y mató a miles y otra sobre un pobre pelotudo… tan real que asusta.

Además, tenemos pico de infectados y muertos de COVID-19 pero, por suerte, el Gobierno aflojó la cuarentena. Te vas a morir, pero que el auto esté limpito y puedas hacer running. Para festejar esta apertura, 300 veteranas por el Día del Amigo en Rafaela. Todas en cana.

Como se ve que la guita sobra pero lo que faltan son enfermos: el Gobierno bonaerense les va a pagar 500 pesos por día a los enfermos leves para que se internen en los centros de salud. Se va a llenar de monotributistas.

Por otra parte, tenemos ola de jubilados vengadores que matan a ladrones que intentan robarlos en sus casa. En la última semana ya mataron a dos ladrones. Son los privilegios de saber que, como mucho, te comés una prisión domiciliaria, que actualmente es casi lo mismo que ir preso.

El diputado porteño del Frente de Todos, Leandro Santoro, quiso pacificar las aguas y le dijo a Patricia Bullrich que ella salía mamada de los bares y recomendaba que la gente ande armada. Lo curioso de la defensa de Bullrich fue que nunca se quejó de que la llamaran borracha.

El exministro de Economía (y otras yerbas) Domingo Cavallo proyectó un brote inflacionario grave a corto plazo. Qué lástima que no tuvo las mismas herramientas para pronosticar el quilombo del 2001 cuando él estaba a cargo.

Finalmente, fue una semana complicada para el diputado nacional de Juntos por el Cambio, Fernando Iglesias, que debió borrar dos tuits: en uno ofendía a los muertos en la tormenta de La Plata y en el otro festejaba el uso de ametralladoras en vez de cacerolazos. Si algún jubilado se da cuenta que este tipo nos está choreando con su sueldo, capaz que tenemos suerte y lo pasan a valores.