Cuando creíamos que al comenzar la primavera florecería la coherencia en el ámbito político, lo único que recibimos fueron más acontecimientos imperdibles y, por eso, acá van resumidos para que hagas un pic-nic con las novedades de la semana.

Noticias de la Gorra

En Salta unos wichis quemaron vivos a 2 policías. Otra razón más para meter en cana a Milagro Sala… por las dudas.

Imputaron a Antonio Caló por lavado de dinero y defraudación a sus afiliados. Y después de la última paritaria que acordó para su gremio, era obvio que se le iba a armar quilombo.

Además, el ruralista Alfredo de Angeli salió a cruzar al Gobierno Nacional acusándolo de oligarcas. ¡Si un patrón de estancia levanta el dedo contra la oligarquía estamos al horno! Mirá que tenía cosas con las que acusar.

Si hablamos de acusar, Zulma Faiad lo llamo «cagón» a Daniel Scioli y ahora la quieren bajar de la lista de concejales. Si le decía manco le daban una banca en el Senado. Cosas de la discriminación.

En otro orden de cosas, Hugo Moyano se reunió con Mauricio Macri y ahora es «el compañero», quien presentó su Declaración Jurada y, además de estar forrado en guita como todos suponíamos, se ve que no le pone mucha ficha al Banco Ciudad, porque tiene la mayoría en dólares y afuera del país.

En el ámbito «nacional», Sergio Berni bancó a la década ganada y declaró que «el juego, la prostitución y la droga existen donde hay poder adquisitivo. Evidentemente, cuando hay crecimiento económico, hay consecuencias». Habría dicho que el FpV va a profundizar el modelo.

Asimismo, Ricardo Jaime confesó que recibió coimas y arregló con el juez una condena «tranqui» y devolverá el dinero. Las victimas de Once podrían decir, literalmente, que se llevó un vagón de guita.

Van a largar un nuevo billete de 5 pesos. Sí, ya era hora de que los linyeras reciban billetes nuevos como limosnas.

Relacionado con esto de lanzar, enviaron con éxito al espacio el satélite Arsat 2. Todavía seguimos esperando que baje el precio de la telefonía y de internet que iba a venir con el Arsat 1. Pero seguro que ahora sí llega.

Además, hubo una cumbre secreta de youtubers en Buenos Aires y habrían debatido sobre cómo salvar al mundo encerrados en una pieza diciendo pelotudeces por webcam.

Finalmente, legalizaron la venta de marihuana en el Estado de Oregon en Estados Unidos y en menos de 24 horas se armó un tiroteo en una universidad que dejó como saldo 15 muertos. Parece que pega lindo.

Chori News

Dame pera, dame dame pera: a una linda y atorranta guachina de la soleada California se le abrieron los ojos y se le hizo agua la boca cuando, luego de comprar una caja de fruta, se sorprendió al ver que había una pera con la misma forma de un miembro viril masculino. Ante las multitudinarias protestas que recibieron por parte de todas las comunidades eclesiásticas y viejas que no saben en qué perder el tiempo al pedo que tienen, los productores remarcaron que la esencia del producto está en el gusto y no en cómo se ve. Al difundirse el chisme en todos los noticieros, la misma llegó a oídos del «Pocho» Ezequiel Lavezzi, quien decidió cerrar el mercado central en buscar de todas las frutas con forma de pito.

Por qué nunca a nosotros: una noticia que entristeció a millones de pebetes se conoció esta semana cuando Kristian Sudman tuvo que renunciar a su cargo en el colegio Theodore Roosevelt High School en Ohio al enterarse que realizaba películas pornográficas amateurs que luego eran subidas a la red. Luego de los reiterados reclamos de los alzados alumnos los directivos del establecimiento solo habían suspendido temporalmente a la degustadora de carne amateur, pero luego ella misma decidió renunciar. Al estar de moda todas estas noticias, todos los jeropas que terminaron el colegio hace más de 20 años lo único que pensamos es por qué a nosotros nos tocaron viejas con ganas de suspendernos y no con ganas de desvirgarnos.

Cago bajo tierra: una banda de berretines del sur de la Ciudad de Buenos Aires, cansados de robar boludeces como celulares o billeteras, no tuvieron mejor idea que innovar en el mercado de «sanitarios» y sustraer los inodoros de los subtes y venderlos en el mercado negro. Luego de años sin poder tener un sospechoso, los covanis de la Metropolitana pudieron atrapar a los guachines, ya que siempre se iban cagando. En la declaración de los gatos, que ahora se encuentran privados de su libertad, informaron que les pagaban mejor cuando vendían el inodoro con pelotitas que largan olor (nafltalinas) o si lo entregaban con alguna frenada.