Pareja random

Un día cualquiera, así como quien no quiere la cosa, me entero que Travis Baker está saliendo con Rita Ora. No se me puede ocurrir un romance más ecléctico que este.

Empecemos por un hecho simple: yo juraba que Travis, batero de Blink 182, estaba muerto. Hace un par de años este ser tatuado estuvo en un accidente de avión que casi le costó la vida (junto a un amigo dee-jay y ex de Nicole Richie). No se por qué me había dado la impresión que el tipo se había muerto ahí. Así que mi sorpresa no fue solo la de saberlo vivo realmente, sino también relevante. Ok, semi relevante.

No se si lo soñé o qué pero parece que la banda más noventosa después de los Hanson estaban planeando su vuelta, pero Travis no estaría en los planes. Yo supongo que esta pareja dispareja es obra de un maravilloso manejo de prensa. ¿Quién es lo suficientemente fácil para darle bola a este esperpento? ¿Quién está más o menos de moda? ¡Taraaaaaan! Rita Ora.

2015… no te cases ni te embarques

Quiero contarte que me caso, y dentro de muy poco. Y estoy a punto de cancelarlo. Oficialmente, no quiero casarme en el peor año de la historia de la humanidad para las parejas. Este 2015 está complicado para los famosos casados, la lista de separaciones y divorcios llegó a números extraordinarios. Parece que la típica de este año es morirse en un accidente de avión, divorciarte o saludar al Papa. Por las dudas, no me caso ni me embarco.

Las nuevas victimas de este fatal año son Kaley Cuoco y Ryan Sweeting. La actriz de «The Big Bang Theory» y el tenista se casaron hace solo 21 meses y acaban de firmar el divorcio. Como todas las paejas en donde hay actores involucrados, ellos parecían felices para el público. Y, sin embargo, los que saben dicen que la separación era inminente. Comentan los que lo conocen que él está un poco zarpado en pastillas recetadas para curar dolores musculares. Ok, hay que entenderlo, el tipo es tenista y tiene muchas lesiones. Pero parece ser que Ryan se estaba pasando con la cantidad de pastillas diarias… y bajarlas con alcohol tampoco cooperaba con la causa.

Estos dos

Había una vez un veterano actor venido a menos que no fue condenado por pedofilia solo porque la madre de la niña en cuestión pensó que podía hacerse un par de mangos con algo de publicidad. Y así de romántica es la historia de amor entre Doug Hutchinson y Courtney Stodden. Él, evidentemente gay y actor conocido por su papel en «The Green Mile» conoció a la, entonces, adolescente en su clase de teatro. Ella solo quería ser famosa, no importaba el cómo. Si bien su cuerpo y su cara parecían los de una veterana con mucha noche encima, su documento decía solo 16, y el día en que se casaron fue cuando se hicieron famosos.

Ella quería un reality a toda costa pero nunca funcionó.

Después de varios meses de interés mediático la gente perdió la curiosidad y Courtney decidió separarse. Ahora parece que están juntos nuevamente y por renovar sus votos. Parece que se separaron miles de veces pero nunca se divorciaron oficialmente. Lo gracioso es que hicieron pública su intención en un evento de una ONG que cuida a los animales… cuando todos saben que Courtney Stodden ama las pieles.