gildo-insfranGildo Insfrán ocupa el cargo de gobernador desde casi dos décadas, lo que elimina la posibilidad de alegar una falta de continuidad en una gestión ante los datos visibles y preocupantes que arrojan diversos estudios y análisis provinciales. Además, me refiero a un representante alineado a las políticas públicas del actual gobierno nacional, lo que reduce aún más la excusa tantas veces escuchada por los dirigentes opositores de no ser atendidos en Casa Rosada.
Recientemente, y tal como en una nota anterior en .cero, denunciamos la discriminación e injusticias que en la actualidad sufre la comunidad qom en Formosa. Al respecto, su líder y principal voz, Félix Díaz, denunció la brutal golpiza que recibió su hijo y fue muy claro sobre la continuidad de esta lucha que, valga el juego de palabras, no responde de la misma manera ante la reiterada violencia recibida: “Cuando pase esta situación, voy a seguir denunciando los hechos que nos ocurren, las realidades que sufrimos siempre”.
diazDíaz responsabiliza al gobierno provincial de silenciar y dividir a los miembros de la comunidad, tal como lo expresó. Además, alarmó sobre los datos preocupantes sobre mortalidad, la escasez o calidad de viviendas y los índices de pobreza. Por ejemplo, más del 90% de las madres de las comunidades de los pueblos originarios argentinos expresaron que sus hijos solo tienen una comida diaria, y una de cada cuatro madres contó que perdieron uno o más chicos, según una encuesta realizada en el año 2010 para el Plan Nacer.
Formosa posee más de 560.000 habitantes y es la provincia con mayor tasa de mortalidad infantil y materna en todo el territorio argentino, con 21,2% y 12,3%, respectivamente. Para comprender este número es necesario tomar como referencia los representativos a nivel nacional, que marcan un 11,7% en cuanto a las muertes de menores y 4% respecto a la materna, según los datos suministrados por el Ministerio de Salud de la Nación.

Foto: www.diarioformosa.net
Foto: www.diarioformosa.net
A nivel macro, la región noreste del país registra los índices más altos de pobreza en aglomerados urbanos, con un promedio de 6,05% en hogares y 8,07% en relación a las personas. Para obtener estos datos, se consideran cuatro áreas: Corrientes, Formosa, Gran Resistencia y Posadas. Para realizar una comparación, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires las cifras son de 1,5% en hogares y 2,2% en personas. De todas maneras, vale destacar el índice de indigencia en la provincia de Formosa, que es de 0,7% para ambos sectores.
Según los datos obtenidos a través del Censo del año 2010, esta provincia es la que tiene el porcentaje más alto sobre hogares en viviendas deficitarias: 46,9. En segundo lugar se coloca Santiago del Estero (46,7%), Chaco (42) se ubica en la tercera posición, Salta (32,2) está cuarta, el quinto lugar lo posee Corrientes (31,6) y Jujuy (28), Tucumán (26,7), Misiones (23,3), Catamarca (22,7) y La Rioja (20,2) completan la lista de los 10 principales. Lo preocupante de esto es que las primeras nueve provincias de este triste ranking se localizan en el norte del mapa. En este espectro se destaca el recurso de provisión de agua en el interior de la vivienda y la falta de descarga sanitaria de los elementos de utilización para la higiene.
Tformosaodos estos datos muestran a las claras que, aunque se hizo mucho y los índices nacionales de pobreza e indigencia se redujeron más de diez veces los valores de la última década, no es suficiente. Siempre es hora de trabajar, porque cada segundo que pasa cuenta y hay vidas en juego con las que, precisamente, no se juega. En el norte del país muchos de nuestros compatriotas no tienen lo suficiente para siquiera lavarse las manos en su casa. Nuestros representantes, en cambio, no deben hacerlo.

Deja una respuesta