Ni siquiera importa que sea gratuito. El eFootball 2022 es malo en serio. Al menos en esta primera versión de lanzamiento.

Konami reinventó su saga, pero no de la mejor manera. De hecho, perdió una oportunidad de oro para volver a postularse como el nuevo referente del fútbol en los videojuegos, de reinventar la manera de llegar a los fanáticos del PES y más. Al contrario, el juego que estaba llamado a abrir esta nueva etapa para el fútbol multiplataforma hace agua por todos lados. Y lo peor de todo es que eFootball 2022 es una acumulación de malas decisiones.

El gran problema no son ni su alarmante falta de contenidos ni su pésima adaptación gráfica, sobre todo en un año en el que todos quieren lucirse en una nueva generación de consolas, sino su empeño por haber salido antes de ser realmente disfrutable por los fanáticos más acérrimos. Y eso desluce un legado respecto a PES que, sin ser intachable, al menos retenía la esencia de sus entregas más exitosas en sus últimos lanzamientos.

La situación es bastante sencilla de explicar: eFootball 2022 no solo es un juego que literalmente está a medio cocinar sino que, también, es una mala forma de comenzar con el futuro que intentaban iniciar con este lanzamiento. Los jugadores son torpes en la cancha, las animaciones y modelos parecen un chiste y la experiencia online (que habían vendido como su mejor avance) es pésima al momento de intentar emparejar con otro usuario. Da la impresión de que en lugar de avanzar, o incluso retroceder, Konami se olvidó todo lo que hizo grande su propia saga.

Si Aliexpress (una de las compañías detrás de este lanzamiento) se desentiende desde su cuenta de Twitter del estado en el que eFootball 2022 llegó a PC y consolas, es que la cosa está mal. Pero mal en serio. Y los fanáticos son plenamente consciente de la situación.