Fue uno de los equipos de fútbol más importantes de la historia, sin lugar a dudas, el conjunto del italiano Torino F.C. Pero un accidente aéreo, la llamada Tragedia de Superga, le puso fin a su existencia y a sus triunfos continuos.
«Il Grande Torino», como se llamó a aquel representativo de la ciudad toscana, había ganado todos los campeonatos de fútbol de Italia desde la temporada 1942-43 y se encaminaba en 1949 a su quinto Scudetto consecutivo, emulando la hazaña de su máximo rival: la Juventus.
El destino tenía otros planes
El 4 de mayo de ese año, el equipo de Torino retornaba de Lisboa donde había disputado un partido amistoso contra el Benfica como homenaje al capitán del equipo lisboeta Xico Ferreira, que había sido vendido al equipo italiano. Dicha transferencia fue dejada sin efecto tras la tragedia.
En el vuelo de regreso a Turín el avión de la empresa Avio Linea Italiane, en medio de un banco de niebla, se estrelló contra un murallón de la Basílica de Superga, en las afueras de la ciudad italiana. El saldo fue negro para el fútbol de Torino y de la selección italiana. En el accidente murieron 31 personas, de las cuales 18 eran jugadores del Torino, mientras que los restantes eran dirigentes del club, periodistas y la tripulación de la aeronave. La selección azzurra perdió a la base del equipo que iría a Brasil al año siguiente para disputar el Mundial.
El Torino sufrió un golpe demoledor. Si bien fue declarado campeón del torneo por decisión de la Federazione Italiana Giuoco Calcio (FIGC) tras disputar los últimos cinco partidos con juveniles, imitado por cada uno de los equipos rivales, ya nunca fue uno de los grandes animadores del campeonato italiano. Luego comenzó una leve declinación que lo llevó al descenso por primera vez y, si bien volvió enseguida, sus rendimientos quedaron lejos de lo que era «Il Grande Torino». Tendría que esperar hasta la década del 70 para estar de nuevo entre los primeros puestos y tras una Coppa Italia en el 71 y un segundo puesto al año siguiente, 1976 traería su séptimo y hasta ahora último Scudetto.
Tras algunas esporádicas buenas campañas entre fines de los 70 y principios de los 80 llegó un nuevo declive y los 90 y los años 2000 lo encontraron subiendo y bajando entre la Serie A y la B, con quiebra y refundación de la sociedad deportiva incluída.
¿Habrá retorno deportivo para el Toro?