El 23 de enero, a partir de este fin de semana, no será una fecha más para el handball argentino. Por el Grupo 2 de la Copa Mundial que se lleva a cabo en Egipto, Los Gladiadores vencieron al campeón europeo, Croacia, por 23-19.

Este resultado no solo es histórico por la categoría del rival derrotado sino que, además, abre el abanico de posibilidades para una potencial clasificación a playoffs, jugar los cuartos de final y obtener la mejor ubicación en la competencia (hasta el momento es el 12° puesto en dos ocasiones).

La solidez del conjunto argentino se notó desde el inicio del partido, ya que los croatas pudieron anotar su primer gol recién cuando el reloj marcaba 11 minutos para poner el 5-1 parcial a favor de los albicelestes.

Al concluir la etapa inicial, el match estaba igualado en 12, pero el combinado nacional volvió a ampliar la diferencia en el marcador para, finalmente, desatar la euforia de los dirigidos por Manolo Cadenas. Federico Pizarro fue el goleador de la jornada con 4 tantos (80% de efectividad), seguido por Federico Fernández, Sebastián Simonet y Santiago Baronetto con 3 anotaciones. De todas maneras, la figura del match recayó en Ivan Cupic que marcó en 7 oportunidades.

Vale mencionar que el próximo lunes al mediodía Argentina (2° con 6 puntos) se medirá con Qatar (en 4° lugar con 4 unidades) y Croacia (5 puntos, detrás de Argentina) enfrentará a Dinamarca (puntero del Grupo 2), actual campeón mundial.