A medida que avanzan los partidos y las fechas en esta Copa del Mundo, se consolidan algunas selecciones y otras no hacen más que quedarse en el camino. Los que se enfrentaron por el Grupo B en el Maracaná de Rio de Janeiro se reparten entre estas dos opciones.
Por un lado tenemos a Chile, que venía de ganar muy bien ante Australia en su debut. En la otra vereda estaba España que venía de ser golpeado seriamente por Holanda con un categórico 1-5. Y pasó lo que se suponía que iba a pasar. En un encuentro duro y poco vistoso pero sí muy dinámico, fue España quien tuvo la primera situación clara a su favor. A los 15 minutos Diego Costa remató mal y desviado al arco, pero le dio la chance a Xabi Alonso para abrir el tanteador y darle la esperanza a La Furia Roja de clasificar a octavos de final. Pero no fue gol, Claudio Bravo tapó el remate y dejó las cosas en cero para que, 4 minutos después, en una gran jugada colectiva entre Arturo Vidal y Alexis Sánchez se posicionen dentro del área y este último tire la pelota por lo bajo al medio para la llegada de Eduardo Vargas, quien frenó la pelota y dejó descolocados al portero Iker Casillas y Xabi Alonso para hacer delirar a los chilenos que llenaron el mítico estadio brasilero.
Con el gol llegó la desesperación española y la solidez trasandina. Extrañamente algunos jugadores de Chile protestaban todos los fallos arbitrales y los últimos campeones mundiales se volvían cada vez más intrascendentes.
Antes de ir al descanso llegó otro gol que sepultó la esperanza inmediata de conseguir el necesitado empate. Iban 43′ cuando un tiro libre de Alexis fue rechazado con los puños por Casillas y le quedó el balón en los pies de Charles Aranguiz para que ponga la pelota con un toque suave y delicado en el primer palo. Con esta superioridad en solo un tiempo le alcanzó a Chile para poner el juego 2-0 y sellar su pase a la próxima ronda.
De todas maneras, para cumplir y hacer una reseña de la segunda etapa, España mejoró aunque sufría cada contragolpe, y hasta pudo descontar con una pésima definición de Sergio Busquets debajo de los postes, cuando se transitaban los 53 minutos de juego.
Ya se definieron los clasificados y no se hizo más que justicia por lo mostrado en la cancha. Holanda y Chile siguen su paso en Brasil. España y Australia jugarán un partido más para cumplir con el compromiso.