Villarreal se coronó campeón de Europa League por primera vez en su historia. Por otra parte, España parece ser el país «dueño» del certamen, ya que nuevamente tiene un representante en lo más alto de la competencia continental. Y todo esto tiene un denominador común: Unai Emery. El entrenador, con la final lograda este miércoles en Polonia, llega a cuatro copas en su carrera.

Al respecto del partido del «Submarino Amarillo» frente a los «Diablos Rojos», los ingleses tuvieron una posesión de casi el 60%, lo que muchas veces no representa méritos para el triunfo sino, por el contrario, habla de la falta de eficacia para penetrar una defensa férrea.

Los primeros minutos fueron de dominio absoluto de Manchester United, que hacía circular el balón de lado a lado para vulnerar la última línea española. A los 7’ avisó Scott McTominay con un tiro desde la medialuna del área que salió desviado sobre el palo derecho del guardametas argentino Gerónimo Rulli.

La dinámica se mantuvo y, para colmo de males para el “Submarino Amarillo”, Juan Foyth debió ser atendido por un golpe en la nariz, lo que lo dejó fuera del campo de juego varios minutos. Pese este contratiempo, Villarreal amenazó la valla del United gracias a una presión más intensa en la salida defensiva de los ingleses.

Precisamente, a los 29’ y por un tiro libre dirigido al área chica, Gerard Moreno le ganó la marca a Victor Lindelof para abrir el marcador con un toque suave que descolocó a David De Gea. De esta manera, finalizó en el Stadion Energa la etapa inicial con el 1-0 para el conjunto dirigido por Unai Emery, que apostó al contragolpe en los últimos minutos del primer tiempo.

Una vez comenzado el periodo complementario, Los “Diablos Rojos” siguieron con la ofensiva dominante, que dio resultados a los diez minutos cuando un tiro de esquina desde la izquierda finalmente le cayó a Edinson Cavani bajo el arco para rematar y estampar la igualdad en el marcador. El festejo se pospuso por la revisión del VAR sobe la posición del delantero uruguayo al momento de la definición, pero esta fue legítima.

El club británico mantuvo la posesión de pelota el resto del encuentro y buscó diversas variantes en ataque para dar vuelta el score. Un ejemplo de esta sentencia es que la mayoría de sus jugadores tuvieron al menos una oportunidad para anotar… pero sin resultado. Por este motivo, principalmente, el tiempo regular finalizó 1-1.

En el primer periodo complementario, Villarreal acrecentó el porcentaje de posesión del balón (que en líneas generales tuvo a Manchester al frente con casi dos tercios del tiempo de juego) y exigió a De Gea, que sacó al córner un centro cerrado al segundo palo. Pero nada más que eso. Es así que la definición del certamen continental se decidió a traves del punto penal.

Desde los doce pasos

La instancia tuvo a Moreno en el primer lanzamiento, quien definió suave al palo más lejano de De Gea. 1-0. Juan Mata empardó las acciones con un disparo impecable. Daniel Raba lanzó lento al medio y mantuvo a Villarreal arriba en el tanteador. Alex Telles igualó 2-2 con idéntico tiro al de Mata. Paco Alcácer, con suspenso, también convirtió. Bruno Fernandes convirtió con su derecha. Alberto Moreno cambió el palo y estrelló la pelota contra el rincón izquierdo del portero. Marcus Rashford no fue menos: sin tomar carrera puso la pizarra 4-4. Dani Parejo (habitual responsable de los lanzamientos a pelota parada) anotó y, por último, Cavani hizo lo propio para seguir la tanda de penales.

En la ronda “mano a mano”, Moi Gómez lanzó fuerte al medio y Fred remató con furia para continuar las ejecuciones. Raúl Albiol tocó con suavidad y confianza para dejar las cosas 7-6. Daniel James no falló. Francis Coquelin colocó la pelota al ángulo superior y dejó la presión para Luke Shaw, que casi falla porque Rulli alcanzó a tocarla pero no desvió. 8-8. Mario Gaspar también marcó y Axel Tuanzebe no se quedó atrás. Pau Torres se encargó de materializar la decena de penales y Victor Lindelof cumplió con su parte con otra sobria ejecución. Rulli remató con furia y puso el marcador 11-10. De Gea desperdició su chance con el único tiro mal ejecutado en la noche polaca.

De esta manera, Villarreal se corona campeón de Europa League de la temporada 2020/2021.

Formaciones e incidencias

Villarreal: Gerónimo Rulli; Pau Torres, Juan Foyth, Raúl Albiol, Alfonso Pedraza; Dani Parejo, Manu Trigueros, Etienne Capoue, Yeremi Pino; Gerard Moreno, Carlos Bacca. Director técnico: Unai Emery.

Manchester United: David De Gea; Luke Shaw, Eric Bailly, Victor Lindelof, Aaron Wan-Bissaka; Scott McTominay, Mason Greenwood, Bruno Fernandes, Marcus Rashford, Paul Pogba; Edinson Cavani. Entrenador: Ole Gunnar Solkjaer.

Goles: 29’ Gerard Moreno (Villarreal), 55’ Edinson Cavani (Manchester United).

Amonestados: 54’ Etienne Capoue (Villarreal), 82’ Eric Bailly (Manchester United), 84’ Juan Foyth (Villarreal), 113’ Edinson Cavani (Manchester United).

Cambios: 60’ Francis Coquelin por Carlos Bacca (Villarreal), 77’ Paco Alcácer por Yeremy Pino (Villarreal), 77’ Moi Gómez por Manu Trigueros (Villarreal), 88’ Mario Gaspar por Juan Foyth (Villarreal), 88’ Alberto Moreno por Alfonso Pedraza (Villarreal), 100’ Fred por Mason Greenwood (Manchester United), 111’ Daniel James por Paul Pogba (Manchester United), 115’ Axel Tuanzebe por Eric Bailly (Manchester United), 123’ Juan Mata por Aaron Wan-Bissaka (Manchester United), 123’ Dani Raba por Etienne Capoue (Villarreal), 123’ Alex Telles por Scott McTominay (Manchester United).

Árbitro: Clement Turpin. Estadio: Stadion Energa, Gdansk, Polonia.