París Saint-Germain, el equipo dirigido por Mauricio Pochettino, este sábado goleó 6-1 a Clermont Foot 63 como visitante para reafirmar el liderato en la Ligue 1.

La catástrofe ante Real Madrid parece haber cambiado la realidad del conjunto francés para bien, ya que desde aquel partido solo mejoró más y más. Este sábado hubo otra muestra de ese crecimiento en el Stade Gabriel Montpied, que parece no haber llegado a su tope. En tan solo veinte minutos PSG, que contó con Sergio Ramos desde el inicio, ya ganaba 2-0 con un tanto de Neymar Jr. (que hizo tres: a los 6’, 71’ y 83’) y con un golazo de Kylian Mbappé, asistido de manera increíble por Lionel Messi, que también dio la asistencia para el primero y el quinto gol.

Se entienden, se quieren y son jugadores top

El tridente de ataque cada vez juega mejor, colectiva e individualmente. Todo indica que el tiempo era lo único que les faltaba para brillar juntos. Los tres se mueven por todo el frente de ataque, sin posiciones fijas, ocupando espacios o abriéndolos y están en constante búsqueda del otro, sin egoísmo, todo para ganar.

Si bien Clermont pelea por no descender y no demostró ser un equipo que le puede hacer frente ni a este PSG ni al “anterior”, aprovechó bien la única chance que tuvo en el primer tiempo para marcar el descuento en el minuto 42.

En el segundo tiempo llegó el gol de Messi para que, por segunda vez consecutiva, Neymar, Mbappé y el argentino anoten en un mismo partido, pero fue anulado por fuera de juego. Eso no evitó que los otros dos sigan marcando goles y Leo siga asistiendo. El francés se llevó la pelota por su hat-trick (19’, 74’, 80’), y «Ney», que también convirtió por triplicado, se llevó otra.

De esta manera, el «barco» de Pochettino, que parecía estar hundido, increíble y milagrosamente está flotando de nuevo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.