La Premier League anunció mediante un comunicado oficial que aprobó el uso de la tecnología para comprobar si una pelota cruza o no la línea de gol. Esto se dio tras firmar un acuerdo con la empresa Hawk-Eye, de Sony, la misma que muestra en las competencias profesionales de tenis si una pelota picó en la línea en los Cuatro Grand Slams, los Masters 1000 y la Copa Davis.
Hawk-Eye es una de las principales empresas de procesamiento de visión en el deporte, y ahora no permitirá más errores arbitrales cuando haya que cobrar o no un tanto. El sistema fue probado con resultados satisfactorios en el estadio del Southampton, y estará en todas las canchas de la English Premier League después del acuerdo firmado entre la empresa británica y la FIFA.
Habrá al menos siete cámaras que controlen si entró o no la pelota, y dos de ellas se combinan para lograr una posición de la pelota en 3D. Un software de control combina la información de todas las cámaras y es capaz de seguir la pelota dentro del área. Segundos después, el árbitro recibirá una señal en su reloj digital y en la pantalla tendrá un mensaje que le confirmará si la bola entró o no.
El sistema diseñado por Hawk-Eye no será afectado por agua o barro, tiene exactitud milimétrica y su precisión no se ve afectada por cualquier variación en la pintura de la línea de gol. Habrá una cámara de alta velocidad capaz de eliminar a los jugadores de la repetición y asegurar que la pelota sea totalmente visible, a pesar de que sea tapada por un arquero o por el pie de un defensor.
El “Ojo de Halcón” será implementado desde el 17 de agosto, en el inicio de la temporada 2013/2014 de la Premier League. Ya no habrá polémica, se terminó la discusión sobre la línea de gol y la tecnología eliminará que un error del árbitro en este ámbito sea parte del juego.
¿Por qué es importante el Ojo de Halcón?
Hay remates al arco que generalmente pegan en la parte inferior del travesaño y hacen que la pelota rebote sobre la línea de gol o la pase. Fue el caso de Frank Lampard, cuando Inglaterra jugó ante Alemania en Sudáfrica 2010. El partido estaba 2-1 a favor de la selección teutona, pero el árbitro no cobró el gol del equipo británico, que perdió 4-1 y cayó en octavos de final de un Mundial.

Inglaterra fue perjudicado en 2010, pero beneficiado cuando fue anfitrión en el Mundial 1966, cuando no existían estos avances en la tecnología. Un error del árbitro hizo que consiga el gol que le dio la ventaja ante Alemania en la final. El partido estaba 2 a 2, cuando Hurst pateó al arco, la bola pegó en el travesaño, picó sobre la línea, la pelota no entró y, sin embargo, el árbitro cobró gol. Después, la selección británica volvió a anotar, ganó 4 a 2 y se quedó con la Copa Jules Rimet.

La FIFA usará la tecnología en Brasil 2014
Un sistema similar al Hawk-Eye, llamado Goal Line Technology, será usado en la Copa Confederaciones 2013 y en el Mundial 2014. Ya fue probado con éxito en la Copa del Mundo por equipos 2012, que ganó el Corinthians, y ahora será usada en la competencia más importante del mundo a nivel de selecciones.
GLT es una empresa con sede en Alemania, que usa 14 cámaras de alta velocidad en toda la cancha como parte de su sistema de Goal Control-4D. Su implementación fue aprobada por la International Board, el organismo que rige a nivel mundial las reglas del fútbol y que es independiente de la FIFA.