En el debut de las acciones del Grupo E de la Copa Mundial de Fútbol de la FIFA, Alemania y Japón se enfrentaron este miércoles con otro batacazo: fue triunfo 2-1 de los asiáticos, que dieron vuelta el marcador.

En el inicio del match, Ilkay Gündogan perdió la pelota en el mediocampo y Japón avanzó con velocidad para que Daizen Maeda toque la redonda frente al arco, pero el gol fue anulado por offside del jugador nipón. Las formas en las que los de azul jugaban iba a anunciar lo que harían más adelante en el encuentro.

Por su lado, Alemania merodeaba el área rival, aunque sin concretar algún remate a portería, mientras los asiáticos mantenían la concentración en la marca y apostaban al quite para atacar rápidamente la valla defendida por Manuel Neuer.

A los 20′ Gündogan remató desde fuera del área y exigió a Shuichi Gonda, quien rechazó el esférico con los puños. Unos minutos más tarde volvió a intentar, y esta vez el golero contuvo el disparo.

Los teutones comenzaron a ganar terreno y el partido se jugaba casi dentro del área japonesa, lo que provocó la salida de Gonda, quien le cometió penal a David Raum. El responsable de la ejecución fue Gündogan, que colocó el esférico al palo derecho del arquero y estableció el 1-0 a los 33 minutos.

A punto de completarse el tiempo reglamentario, Jamal Musiala intentó con un tiro que envió la pelota por sobre el travesaño. Alemania, de esta manera, chocaba permanentemente con una barrera defensiva que impedía todo intento germano para ampliar la ventaja.

El segundo tiempo fue más parejo en el juego, con los asiáticos impulsados por la necesidad de alcanzar la igualdad. La presión en la salida se incrementó, lo que apuraba el juego alemán, ahora con menos tiempo y comodidad para planificar. De todas maneras, nuevamente Gündogan pudo marcar pero su lanzamiento impactó en el palo.

Aunque Japón ganó espacios y preocupaba a la defensa contraria, principalmente a Antonio Rüdiger, a los 70 minutos fue el tiempo de lucimiento de Gonda, que tapó no una sino cuatro intentonas germanas. Inmediatamente después, fue Neuer el que se lució con un manotazo.

El cambio de mentalidad (y de jugadores, mérito del entrenador Hajime Moriyasu) nipona en el segundo tiempo dio resultados. El recién ingresado Ritsu Doan aprovechó el rebote de Neuer y solo frente a la valla puso el 1-1 a los 75 minutos.

La superioridad se confirmaba con el golazo de Takuma Asano (también había entrado al terreno minutos antes), que ganó las espaldas de la última línea y se coló hasta debajo del arco para reventar con furia la red y desatar la locura oriental. 2-1 merecido a los 83 minutos.

Con la victoria consumada, Japón sorprende a propios y extraños y comienza la Copa Mundial con tres puntos y un carácter digno de un seleccionado que pretende hacer historia. Alemania, en cambio, fue de mayor a menor y terminó con derrota y la urgencia de futuros triunfos para no quedar afuera de la competencia en la primera ronda.

Formaciones e incidencias

Alemania: Manuel Neuer; Niklas Sule, Antonio Rüdiger, David Raum, Nico Schlotterbeck; Serge Gnabry, Ilkay Gundogan, Joshua Kimmich, Jamal Musiala; Thomas Müller, Kai Havertz. Entrenador: Hans-Dieter Flick.

Japón: Shuichi Gonda; Yuto Nagatomo, Maya Yoshida, Ko Itakura, Hiroki Sakai; Ao Tanaka, Wataru Endo, Junya Ito, Kubo, Daichi Kamada; Daizen Maeda. Director técnico: Hajime Moriyasu.

Goles: 33’ Ilkay Gundogan de penal (Alemania), 75’ Doan (Japón), 83’ Takuma Asano (Japón).

Amonestados: no hubo.

Cambios: 45’ Takehiro Tomiyasu por Kubo (Japón), 57’ Kaoru Mitoma por Yuto Nagatomo (Japón), 57’ Takuma Asano por Daizen Maeda (Japón), 67’ Jonas Hofmann por Thomas Müller (Alemania), 67’ Leon Goretzka por Ilkay Gündogan (Alemania), 71’ Ritsu Doan por Ao Tanaka (Japón), 74’ Takumi Minamino por Hiroki Sakai (Japón), 79’ Niklas Fullkrug por Kai Havertz (Alemania), 79’ Mario Götze por Jamal Musiala (Alemania), 90’ Youssoufa Moukoko por Serge Gnabry (Alemania).

Árbitro: Ivan Barton. Estadio: Khalifa International.

Deja una respuesta