Durante el receso de nuestro fútbol no podemos con nuestra pasión que nos pide ver jugadas, goles y atajadas, no podemos vivir sin fútbol. El Torneo Inicial 2013 dejó 409 goles, algunas salvadas de arqueros que valieron un campeonato, entre otros detalles. En .cero elegimos los mejores tantos y las paradas más destacacadas.
Los mejores goles
David Trezeguet, de Newell’s Old Boys a Atlético de Rafaela: una jugada notable, combinación en mitad de cancha para salir de contra, toques de primera, el delantero franco-argentino se apoya en Maxi Rodríguez, que devuelve la bola en el borde del área y el ex Juventus la cuelga en el ángulo superior derecho. El mejor gol del torneo.
Ignacio Piatti, de San Lorenzo de Almagro a Atlético de Rafaela: el equipo de Juan Antonio Pizzi perdía 2 a 1 y se diluía la oportunidad de ser campeón, pero ahí estaba su goleador (terminó con 8 tantos en el torneo). Nacho recibió un pase largo, mató la pelota, tiró un sombrero, volvió a dejar la bola en su pie derecho y, ante la marca de dos defensores, definió casi sin espacio, con Esteban Conde que se confió y la bola entró para el 2 a 2 y lograr un punto vital para el Ciclón.
César Pereyra, de Belgrano a Racing Club: centro desde la derecha, chilena, bola de pique al suelo y nada que hacer para Sebastián Saja. No hay mucho más que describir.

Foto: Télam

Foto: Télam


Maxi Rodríguez, de Newell’s a Racing: jugada individual por excelencia, tira corta la bola para hacer pasar de largo a un defensor, quiebre de cintura por duplicado y define encerrado entre 5 jugadores para vencer al arquero.
Martín Cauteruccio, de San Lorenzo a Rosario Central: arranque por izquierda, caño, pisa el área, define rodeado por cuatro jugadores y al primer palo para vencer a Mauricio Caranta. En esta jugada se lesionó uno de los delanteros más importantes del equipo que finalmente se quedó con el Torneo Inicial 2013.
Manuel Lanzini, de River Plate a Tigre: roba la pelota a dos jugadores en la mitad de la cancha, encara en velocidad, se saca a un hombre de encima en su carrera al área y antes de llegar al punto del penal define al palo más difícil, con un toque sutil ante la salida de Javier García y la marca de cuatro hombres del Matador.
Arnaldo González, de Quilmes AC a San Lorenzo: el rechazo de Juan Mercier cayó a la altura de la medialuna, donde estaba el jugador del Cervecero, que le pegó una volea dirigida al ángulo.

Las mejores atajadas
Sebastián Torrico (San Lorenzo) a Agustín Allione (Vélez Sarsfield): fue la atajada que valió un campeonato, porque el jugador del Fortín fusiló dentro del área para darle el gol del título a Vélez, pero el arquero que se convirtió en ídolo de todo Boedo mostró sus reflejos y manos de acero. Además, fue fundamental para conservar el empate transitorio que le daba el título al Ciclón, que no pudo convertir un tanto en dos partidos.
Jorge Carranza (Godoy Cruz AT), a Atlético de Rafaela: corta el anticipo en el área chica, se recupera y evita la caída cuando fusilaba un jugador de La Crema.
torricoSebastián Torrico (San Lorenzo) a Claudio «Chiqui» Pérez (Boca Juniors): un penal que mantuvo vivas las chances del Ciclón, sobre el final del partido. El penal lo cobraron por una falta de Walter Kanemann sobre el final, el defensor Xeneize buscó colocar el balón pero el mendocino acertó y detuvo el remate. Los tres puntos marcaron un quiebre en la pelea de San Lorenzo por el título.
Sebastián Peratta (Quilmes) a Argentinos Juniors: cabezazo de pique al suelo sobre la línea y la mano del arquero para sacar una bola de sobrepique en la «ratonera», abajo y al lado del palo.
Nicolás Cambiasso (All Boys) a Gimnasia y Esgrima La Plata: remate desde afuera del área, con cara externa del pie y toma efecto de afuera hacia adentro, la pelota entraba al lado del palo derecho, bien abajo, pero el hermano del Cuchu voló al ras del suelo para sacarla con una mano.
Sebastián Saja (Racing) a Teófilo Gutiérrez (River): el colombiano pateó cruzado, la bola entraba al ángulo y Sebastián Saja tuvo que desviarla sobre la línea.