Google recibió nuevamente una penalización por posición dominante en el mercado. En esta oportunidad, proviene de la Autoridad Garante de la Competencia y Mercado italiana (AGCM), que la estableció este jueves en 102 millones de euros.

Esta sanción está causada por el rechazo de la compañía a incluir en su tienda online a JuicePass, una aplicación de localización de carga para automóviles eléctricos. «A través del sistema operativo Android y Google Play, Google tiene una posición dominante», expresó el organismo en un comunicado. «Hay que recordar que en Italia, cerca de tres cuartas partes de los teléfonos inteligentes utilizan Android», detalló la AGCM. «Al negar la disponibilidad de JuicePass en Android Auto, limitó injustamente las posibilidades de los usuarios de la aplicación de Enel», concluyó la entidad que había abierto la investigación en 2019 por infringir el Artículo 102 del Tratado sobre Funcionamiento de la Unión Europea (UE).

Al respecto de la app JuicePass, desarrollada por la empresa energética italiana Enel, «ofrece una amplia gama de servicios para la recarga de vehículos eléctricos que van desde la búsqueda de una estación de recarga hasta la gestión del proceso de recarga y la reserva de una estación», que compite directamente con Google Maps, que por el momento solamente incluye dónde se pueden hallar puntos de carga para vehículos eléctricos.