¿Hasta dónde va a llegar la tecnología? Bluetooth en inodoros, e inodoros para smartphones ya conforman novedades bastante impensadas. La empresa japonesa Laxil, a través de su marca Satis, comercializa inodoros que pueden ser controlados desde un celular con sistema operativo Android utilizando Bluetooth.
Inodoro-SmartphoneMy Satis es la app oficial del producto. Ahora, el grupo de seguridad informática Trustwave advirtió en Estados Unidos que cualquier persona que utilice esta aplicación, si se encuentra lo suficientemente cerca del inodoro, podría enviar órdenes. Es decir, estos inodoros podrían ser hackeados.
Esto implica que se puedan activar funciones como tirar la cadena, hacer saltar un chorro de agua del bidet, encender música o cerrar la tapa del inodoro inteligente de cualquier usuario sin que lo haya indicado. La tecnología avanza pero los humanos seguimos siendo casi los mismos de siempre. Si alguna de estas acciones se inicia súbitamente durante la noche, probablemente más de uno se asustaría, y mucho. Y esto más allá de las molestias, como el gasto de agua que puede generar.
inodoroEsta vulnerabilidad parece radicar en el hecho de que el código PIN del Bluetooth es en todos los casos una sucesión de cuatro ceros. Los investigadores de Trustwave vienen advirtiendo desde el mes de junio a Laxil sobre la falla en el sistema de seguridad y la consecuente posibilidad de que alguien active funciones en el producto de otros usuarios. Ahora la empresa japonesa decidió hacer público este problema.
Estamos a un clic de tirar la cadena, y prácticamente a un clic de casi todo: compras, ventas, publicaciones, transferencias bancarias, recorrer museos online, patentar, registrar, aceptar o denegar.
Sigo esperando una impresora 3D de comida que mezcle ingredientes e “imprima” el alimento elaborado. Por el momento, debemos conformarnos con tener a nuestro alcance, también a un clic, el bendito delivery.

Un comentario de “High tech hasta en inodoros

  1. Mariela dice:

    Me hace acordar al inodoro que tenia el japones en la película El encanto del erizo»…aquel que no la vio, no dejen de verla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.