El seleccionado de basquet femenino viajó a Canadá con la firme decisión de hacer historia. Y así fue, a pesar de que los festejos no pudieron completarse -aún- por no haber ganado las semifinales ante Cuba para asegurar un lugar en los próximos Juegos Olímpicos.

El combinado dirigido por Cristian Santander logró vencer por primera vez a su par de Brasil y las chicas lo hicieron por duplicado, que incluye el juego por la medalla de bronce logrado este domingo en Edmonton.

Con los tres primeros parciales a favor de Argentina: 18-13, 12-11, 19-17 y 17-18, las Gigantes se quedaron con el triunfo por 66-59 y se colgaron la presea de bronce por cuarta vez en la historia de la competencia. Además, mantienen vivas las chances de clasificación a Río 2016 en un repechaje que se disputará poco tiempo antes de la cita olímpica (dará 5 cupos entre 12 participantes).

Una vez finalizada la épica albiceleste, Melisa Gretter expresó la alegría del plantel y dijo que «estamos muy contentas. Sabíamos que iba a ser un partido duro pero nosotras necesitábamos y queríamos la medalla de bronce. Estábamos cansadas de quedarnos en la final o cruzarnos con Brasil y perder. Las cosas se dieron vuelta, la Argentina está avanzando y eso es muy positivo». Por su parte, Celia Fiorotto, plasmó en palabras el sacrificio para dejar una huella en el deporte a nivel nacional: «Luchamos mucho por estar acá. A veces tener más ganas y poner más actitud supera al talento y este fue el caso. Nosotros veníamos a ganar y después de ganarles la primera vez, sabíamos que le podíamos ganar de nuevo», en referencia al doblete de victorias ante Brasil, al cual nunca se había vencido.

Este certamen finalizó con el partido que las anfitrionas se quedaron ante Cuba por 82-66. Con este título, Canadá vuelve a quedarse con el oro tras su primera coronación en 1995.