El gremio ferroviario de La Fraternidad confirmó que este jueves se llevará a cabo una medida de fuerza en reclamo de la reapertura de las paritarias  salariales. El sindicato liderado por Omar Maturano rechazó el acuerdo alcanzado por otros gremios del sector (Unión Ferroviaria, señaleros y personal de dirección) que fue de un aumento del 27,8% retroactivo a marzo y que rige hasta diciembre, más un 10,6% adicional para el período enero-junio de 2016, lo que representa un 41,35% acumulativo, con una vigencia de 16 meses.

El secretario de prensa de La Fraternidad, Horacio Caminos, aseguró que «no queda otra, lamentablemente», ya que fracasaron todas las tratativas con el gobierno nacional. Además señaló que en las negociaciones por las paritarias y durante la conciliación obligatoria dictada por la cartera laboral, las partes no pudieron ponerse de acuerdo.

«Agotadas todas las instancias internas, de las paritarias y las legales, de la conciliación obligatoria, no nos queda más que una medida de fuerza», manifestó Caminos. También remarcó que su sindicato convoca a paros que son acatados «en todas las empresas y en todo el territorio», por lo cual pronosticó que este jueves el paro será «total».

Por otra parte, el gremialista remarcó el hecho de que se haya anunciado con anticipación la medida para que los pasajeros estén enterados de que se acatará el servicio de transporte y para impedir «que los medios culpen a los trabajadores» maquinistas de la situación. Caminos señaló que la decisión no es excesiva y que el reclamo gremial es mesurado, ya que se está pidiendo «una recomposición en algunos puntos» que -argumentó- las autoridades no acceden a otorgar por «intereses con otras organizaciones sindicales».

«Nosotros respondemos a los intereses de los trabajadores, no de los partidos ni de las empresas», sostuvo Caminos y expresó que no pueden «tirarse en saco roto» los «esfuerzos» realizados por el gremio para «profundizar el profesionalismo técnico» de los maquinistas.

«El Ministerio de Economía tiene que entender que se le exige al personal de conducción determinadas cuestiones y se le agregan funciones, y eso tiene que ir de la mano de una mejora económica», manifestó el sindicalista.

Finalmente, Caminos precisó que la medida se realizará de forma independiente de las acciones que lleva adelante «nuestra Organización en el marco de su participación en la Confederación Argentina de Trabajadores del Transporte (CATT) en contra del Impuesto al Trabajo, los condicionamientos a las Paritarias y por la elevación de Haberes de los Jubilados al Salario Mínimo Vital y Móvil».

El gobierno pide no perjudicar a los usuarios

El Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, exhortó a los ferroviarios que reanuden el diálogo con los funcionarios gubernamentales y no realicen el paro. «Deberían volver al Ministerio de Trabajo antes de parar y hacerle la vida imposible a toda la sociedad para que no puedan viajar», argumentó. «Es preferible que se sienten en el ministerio de Trabajo y vean cuáles son las dudas al respecto», señaló Fernández y sostuvo que «serán recibidos como corresponde en cada uno de estos casos».

«No sé si le dictarán la conciliación obligatoria a un hecho de estas características, por cuestiones de fondo no debiera haberla», añadió el Jefe de Gabinete. En ese sentido, el funcionario expresó que «la legislación es suficientemente amplia como para generar un ámbito adecuado para sentarse con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada y, eventualmente, hacer las consultas pertinentes».

Además, Fernández expresó que «cuando se realiza una paritaria por definición literaria es libre y allí se hablan de los temas más importantes entre trabajadores y empleadores y con la participación del Estado como articulador de la discusión entre ambos».

Por último, el Jefe de Gabinete sostuvo que la discusión «tiene que seguir en el mismo ámbito, si es que hubiera algo para discutir», y dijo que no sabe «cuál es la duda que hay».