Lluvia de goles en el «Teatro de los Sueños». Los «Diablos Rojos» triunfaron 6-2 ante la Roma en su recinto deportivo y lograron una importante victoria y diferencia de gol de cara a la vuelta de las semifinales de Europa League. El encuentro estuvo lleno de revoluciones, desde cambios obligados por lesiones (en la primera etapa por parte de la visita) a penales y jugadas muy peligrosas cerca de los tres palos.

Un partido impensado para Paulo Fonseca, entrenador de la Roma, que a los 3 minutos del pitazo inicial se vio exigido a realizar el primero de los tres cambios que hizo por lesiones: Jordan Veretout fue el primero, luego el arquero Pau López y, finalmente, Leonardo Spinazzola. Bruno Fernandes abrió el marcador de la noche para el local. Minutos más tarde llegó el empate para los italianos: Lorenzo Pellegrini ejecutó desde el tiro penal, gracias al error defensivo de Paul Pogba, quien levantó su mano en el área prohibida. La Roma aprovechó su envión anímico y continuó encarando el arco rival y de esa forma llegó el tanto de Edin Džeko, que hizo malabares en sus piernas -tocó el balón con la derecha, este rebotó en su rodilla izquierda y con todo estalló en la arco de David de Gea- tras la asistencia de su capitán Pellegrini. Ya en los últimos minutos de la primera parte, Edinson Cavani tuvo dos claras ocasiones para igualar el partido, pero no se le dio y el cuadro italiano se fue al descanso imponiéndose 2-1.

El delantero uruguayo igualó el partido con una exquisita definición. Le pegó de primera fuera del área y su remate se clavó al ángulo a los 3 minutos del inicio de la segunda mitad. Un cuarto de hora más tarde anotó el segundo para su cuenta personal, tras un rebote del guardameta Antonio Mirante. Los de Ole Solskjaer intensificaron su ataque y, tras una individualidad de Pogba en el área y tocado pos jugada, el juez cobró penal. Fernandez se hizo dueño de la pelota y, desde los doce pasos, anotó el 4-2 transitorio. La visita, descolocada por lo sucedido, descuidó sus líneas y sin un panorama claro recibió dos tantos más: el quinto llegó por las alturas, tras un centro preciso de Bruno para el mediocampista francés, que ganó arriba y convirtió. Finalmente, el tanto del juvenil Mason Greenwood selló la victoria para el United.

Los «Diablos Rojos» tienen a favor una gran ventaja de cara al próximo encuentro el 6 de mayo en la capital italiana. Los de Fonseca tendrán una dura tarea, pero el mítico Estadio Olímpico de Roma se presta para una linda batalla en busca de la final.

Formaciones e incidencias

Manchester United: David de Gea; Aaron Wan-Bissaka, Victor Lindelöf, Harry Maguire, Luke Shaw; Scott McTominay, Fred; Marcus Rashford, Bruno Fernandes, Paul Pogba; Edinson Cavani. Entrenador: Ole Gunner Solskjaer.

Roma: Pau López; Christopher Smalling, Bryan Cristante, Roger Ibañez; Rick Karsdorp, Amadou Diawara, Jordan Veretout, Leonardo Spinazzola; Lorenzo Pellegrini, Henrij Mkhitaryan; Edin Džeko. Director técnico: Paulo Fonseca.

Goles: 9’ Bruno Fernandes (Manchester United), 15’ Lorenzo Pellegrini (Roma), 34’ Edin Džeko (Roma), 48’ Edinson Cavani (Manchester United), 64’ Edinson Cavani (Manchester United), 71’ Bruno Fernandes de penal (Manchester United), 75’ Paul Pogba (Maschester United), 86’ Mason Greenwood (Manchester United).

Amonestados: 50’ Gonzalo Villar (Roma), 51’ Paul Pogba (Manchester United), 61’ Christopher Smalling (Roma).

Cambios: 5’ Jordan Veretout por Gonzalo Villar (Roma), 28’ Pau Lopez por Antonio Miranda (Roma), 37’ Leonardo Spinazzola por Bruno Peres (Roma), 76’ Marcus Rashford por Mason Greenwood (Maschester United), 83’ Fred por Nemanja Matič (Manchester United), 89’ Bruno Fernandes por Juan Mata (Manchester United).

Árbitro: Carlos del Cerro Grande. Estadio: Old Trafford (Inglaterra).