Este viernes en el Noticero dialogamos con Estefanía Villalba, integrante de la Multisectorial Humedales Rosario, acerca de los incendios en el Delta del Paraná y el humo que llegó a la Ciudad de Buenos Aires y Rosario, entre otras localidades, hasta el momento sin responsables.

En los últimos dos años se superó el millón de hectáreas quemadas en la zona, y Villalba expresa que «todavía sigue ocurriendo como si ningún poder del Estado pudiera frenarlo, por lo que la gente saca la conclusión que allí hay complicidades y mucho poder económico de fondo, que es el mismo que frena la Ley de Humedales, donde hay un recorte feroz de artículos. Nosotros hacemos énfasis en que 20% del territorio argentino son humedales y, de pronto, están amenazados desde todos los discursos del Estado con la idea de, por ejemplo acá en Santa Fe, con el gobernador Omar Ángel Perotti hablando de terrenos y zonas improductivas cuando se refiere a los bajos submeridionales. Estos son lugares entre el norte de Santa Fe y sur del Chaco donde migran especies y hay flora, y hay que defenderlos. La producción debería estar en otro lado».

Además, la activista manifiesta que «no perdemos oportunidad para mantener al común de la gente al tanto, incluso sobre unas fiestas prohibidas por ley en territorio de islas, todas pequeñas cosas que van sumando a la publicidad de estas situaciones que atentan contra los humedales».

Finalmente, asegura que «debido a esta última semana lo que hicimos en redes sociales, y con la movida ante el ministro de Medio Ambiente, Juan Cabandié, empezó a hacerse algo cuando la gente se indignó». «Nosotros vimos publicadas venta de terrenos en las islas, zonas de terrenos fiscales que se están vendiendo. Queremos hacer énfasis en que la protección de humedales no tiene que ser llevando productores a la isla, y que hagan una pampa en la isla, tiene que ser conservando como humedales, que no haya terraplenes, sin ninguna explotación por fuera de las que ya existen -que ya son bastante-. No hay terrenos que vayas y no haya vacas o cerdos. Si existiera alguna intención, sería en poder regular esas zonas pero no fomentando que vayan más productores, controlando lo que ya está y reduciendo lo posible».

Audio completo de la nota

Deja una respuesta