Palmeiras le ganó 1 a 0 a Santos sobre el final del encuentro y se coronó campeón de la Copa Libertadores 2020 en el Estadio Maracaná ante la mirada de un escaso público. Breno Lopes, quien había ingresado a los 85′, fue el autor del triunfo en el minuto 99 y así el «Verdao» obtuvo su segundo título continental luego de 21 años.

La última vez que Palmeiras gritó campeón de la Libertadores fue en 1999 con Luiz Felipe Scolari como entrenador al ganarle por penales a Deportivo Cali. Técnico que abandonó el puesto la temporada pasada y que le dio la oportunidad al portugués Abel Ferreira, de tan solo 42 años. Ahora su equipo jugará la Copa Mundial de Clubes de la FIFA que se vio atrasada por la pandemia de coronavirus y se disputará en febrero.

El partido

La final empezó como terminó: un partido parejo, por momentos aburrido y chato. En el primer tiempo, las patadas y las faltas fueron constantes, tan así que el árbitro Patricio Loustau tuvo que intervenir varias veces. En las semifinales quedó el juego fluido de Santos, aquel que le sirvió para humillar a Boca Juniors. Yeferson Soteldo no pudo demostrar su juego y tampoco tuvo muchas apariciones, mérito del equipo de Ferreira, que planteó un partido bastante trabado. A pesar de que no hubo situaciones claras de gol por parte de ambos equipos, Palmeiras fue el más sólido con muy poco y con algunos tiros desviados.

En el segundo tiempo, el «Verdao» salió más enchufado a la cancha y pudo acomodarse. Rony y Gabriel Menino empezaron a incomodar al «Peixe» por las bandas, aunque no sería hasta los 58′ cuando Santos tuvo su primera llegada peligrosa tras un centro de Marinho y el cabezazo desviado de Lucas Verissimo, quien se encontraba solo ante el arquero Weverton. Luego, el conjunto paulista le cantaría retruco a los 63′ con un tiro libre de Raphael Veiga que rozó el travesaño. Después llegaría un soberbio remate de Diego Pituca a los 76 minutos para apaciguar el encuentro.

De todas formas, Palmeiras se reencontró con su juego, aquel que demostró contra River Plate en la vuelta de la semifinal, y el que llevó al equipo de a Cuca apostar por los pases largos y la velocidad de Marinho. A los 85′ ingresó el hombre que cambiaría la historia del encuentro: Breno Lopes.

Todo apuntaba al tiempo suplementario, ya que no había emociones ni mucho menos ataque por parte de ambos conjuntos, hasta que en el minuto 99 Rony tiró un centro por la derecha que apuntaba al segundo palo. López saltó más alto que Pará, defensor del «Peixe» y, con un cabezazo para nada perfecto, logró descolocar al arquero John y así darle la Copa Libertadores al Palmeiras. Apenas 3 remates concretos en 90 minutos, muchas patadas, un calor sofocante y un gol agónico. Por si fuera poco, el VAR no intervino en ningún momento.

Formación e incidencias

Palmeiras: Weverton; Marcos Rocha, Luan, Gustavo Gómez, Matías Viña; Danilo, Gabriel Menino, Zé Rafael; Raphael Veiga, Luiz Adriano, Rony. Entrenador: Abel Ferreira.

Santos: John; Pará, Lucas Verissimo, Luan, Felipe Jonatan: Alison, Diego Pituca; Yeferson Soteldo, Lucas Braga, Marinho, Kaio Jorge. Director técnico: Cuca.

Cambios: 72′ Lucas Braga por Sandry Roberto (Santos) 77′ Patrick de Paula por Ze Rafael (Palmeiras), 84′ Breno Lopes por Gabriel Menino (Palmeiras), 92′ Wellington Tim por Felipe Jonatan (Santos), 92′ Madson por Kaio Jorge (Santos), 100′ Bruninho Henrique por Para (Santos), 101′ Felipe Melo por Rony (Palmeiras), 101′ Alan Empereur por Raphael Veiga (Palmeiras).

Gol: 99′ Breno Lopes (Palmeiras).

Amonestados: 9′ Lucas Verissimo (Santos), 34′ Gustavo Gómez (Palmeiras), 57′ Matías Viña (Palmeiras), 69′ Diego Pituca (Santos), 95′ Yeferson Soteldo (Santos), 96′ Marcos Rocha (Palmeiras), 99′ Breno Lopes (Palmeiras), 102′ Alison (Santos). Expulsado: Cuca (Santos).

Árbitro: Patricio Loustau (Argentina). Estadio do Maracaná, Brasil.

Deja una respuesta