Por la cuarta fecha del Tri Nations, Argentina logró un gran empate en 15 puntos frente a Australia. Nicolás Sánchez, de penal,  anotó todos los puntos de Los Pumas, que tuvo un rendimiento de menor a mayor y, con mucha garra, pudo empardar una historia que se presentó adversa. El partido se disputó en el MacDonald Jones Stadium de la ciudad de Newcastle.

Los Pumas no jugaron un buen primer tiempo: errores en el manejo del balón, poco peso en ataque e indisciplinas reiteradas en la marca. Australia fue superior a lo largo de los cuarenta minutos iniciales, donde tomó las riendas y el protagonismo del encuentro. El marcador se rompió con un penal de Reece Hodge a los tres minutos de juego. De la salida de esa jugada, Argentina se encontró con un penal para emparejar las acciones, tras una pesca de Julián Montoya. Nicolás Sánchez con su patada empardó el marcador en tres puntos.

A lo largo del primer tiempo, Argentina la pasó en campo propio, soportando los intentos aussies de llegar al try. Lo lograron, pero el árbitro Paul Williams anuló correctamente dos acciones: la primera fue a Jordan Petaia que pisó la línea al momento de apoyar, tras una pirueta que merecía los cinco puntos. Más tarde, Marika Koroibete apoyó, pero recibió un claro pass forward.

Si bien Los Pumas no tuvieron el control del balón y cayeron en errores, tampoco Australia fue capaz de plasmar la superioridad en el juego. Eso se debió por impericia aussie, algo de suerte y una firme defensa nacional, a pesar de las faltas y penales en contra.

La buena noticia fue que cada vez que cruzó la mitad de cancha, Argentina sumó de a tres. Sánchez puso el marcador 6-3 casi a los 30 minutos de juego. Pero, esas indisciplinas pasaron factura. Hoodge cambió dos penales por seis puntos, dio vuelta la historia a 9-6, cifra con la que finalizó el primer tiempo. Una primera mitad en la que se vio una versión muy desmejorada de Los Pumas con respecto al partido pasado ante Nueva Zelanda. No salió nada de lo planteado, hasta se perdió en lines en ataque (distinta fue la historia en defensa): una formación, con Guido Petti como abanderado, de las más seguras del seleccionado.

El complemento se inició de la peor manera: a los tres minutos, Montoya afuera por reiteración de faltas y penal en contra. Hoodge, infalible a la «H», marcó el 12-6 parcial. Los Pumas seguían sin aparecer y con la misma tónica del primer tiempo. Cerca de los 15 minutos, otro penal evitable (esta vez de Francisco Gómez Kodela) y partido 15-6 en contra.

Mario Ledesma movió el banco de suplentes, ya que algunos jugadores mostraron un lógico cansancio, otros acusaron molestias musculares (Juan Imhoff salió lesionado promediando el primer tiempo). Esos relevos pudieron levantar el rendimiento en el juego, firmeza en el scrum y a jugar en campo rival.

De los 20 minutos a los 30, Argentina forzó tres penales: uno por infracción en el scrum, otro que tuvo a Facundo Isa como protagonista con una pesca y el restante por offside en la marca aussie: Sánchez los cambió por el empate en 15 puntos.

El juego continuó con los últimos cinco minutos para el infarto. Primero, Hoodge erró un penal relativamente accesible para su calidad. Luego, Los Pumas defendieron sin infracciones un ataque peligroso local. Finalmente, la ovalada le picó mal a Santiago Cordero que a pura velocidad casi marca el try que hubiese significado la victoria, tras un kick de Pablo Matera (el capitán hace de todo, realmente).

No fue menor lo de estos jugadores, es cierto que no brillaron como ante All Blacks, pero le empataron a Wallabies en su propia casa.

Este encuentro dejó cosas para mejorar de cara a la revancha con los hombres de negro, jugadores que necesitan descanso y trabajar en la disciplina en la marca. Eso sí, tienen que darle un reposo al amor propio de cada integrante de este plantel. Mucho de eso tuvo que ver en este gran empate en Newcastle frente a Australia.

Formaciones e incidencias

Australia: Scott Sio, Brandon Paenga-Amosa, Taniela Tupou; Rob Simmons, Mat Philip; Ned Hanigan, Michael Hooper (capitán), Harry Wilson; Nic White, Reece Hodge; Marika Koroibete, Hunter Paisami, Jordan Petaia, Tom Wright; Tom Banks.

Suplentes: Folau Fainga’a, Gus Bell, Allan Alaalatoa, Rob Valenti, Liam Wright, Jake Gordon, Noah Lolesio, Filipo Daugunu.

Argentina: Javier Ortega Desio, Julián Montoya, Francisco Gómez Kodela; Guido Petti, Matías Alemanno; Pablo Matera (capitán), Marcos Kremer, Rodrigo Bruni; Gonzalo Bertranou, Nicolás Sánchez; Juan Imhoff, Santiago Chocobares, Matías Orlando, Bautista Delguy; Santiago Carreras.

Suplentes: Santiago Socino, Mayco Vivas, Santiago Medrano, Santiago Grondona, Facundo Isa, Felipe Ezcurra., Emiliano Boffelli, Santiago Cordero.

Conquistas: 3′ penal de Reece Hodge (Australia), 5′ penal de Nicolás Sánchez (Argentina), 30′ penal de Nicolás Sánchez (Argentina), 35′ penal de Reece Hodge (Australia), 40′ penal de Reece Hodge (Australia), 43′ penal de Reece Hodge (Australia), 55′ penal de Hodge (Australia), 62′ penal de Nicolás Sánchez (Argentina), 66′ penal de Nicolás Sánchez (Argentina), 70′ penal de Nicolás Sánchez (Argentina).

Cambios: 15′ Emiliano Boffelli por Juan Imhoff (Argentina), 41′ Allan Alaalatoa por Taniela Tupou (Australia), 41′ Mayco Vivas por Nahuel Tetaz Chaparro (Argentina), 50′ Santiago Socino por Rodrigo Bruni (Argentina) temporal por amonestación de Julián Montoya), 54′ Folau Fainga’a por Brandon Paenga-Amosa (Australia), 57′ Santiago Medrano por Francisco Gómez Kodela (Argentina), 57′ Facundo Isa por Santiago Socino (Argentina), 59′ Santiago Cordero por Santiago Carreras (Argentina), 64′ Angus Bell por Scott Sino (Australia), 64′ Rob Valentini por Harry Wilson (Australia), 64′ Santiago Grondona por Matias Alemanno (Argentina), 68′ Liam Wright por Bob Simmons (Australia), 68′ Jake Gordon por Nic White (Australia).

Amonestado: 42′ Julián Montoya (Argentina).

Árbitro: Paul Williams. Estadio: MacDonald Jones Stadium, Newcastle.

Posiciones: Nueva Zelanda (6 puntos), Argentina (6) y Australia (6).