Sigamos con la cadena de planetas en astrología y, si bien no es un planeta ya que es un satélite, para la astrología la luna tiene categoría de planeta, ya que la influencia que ejerce es tan poderosa como el sol y para algunos astrólogos es mas poderosa aún que este y el ascendente, porque representa el pasado y la memoria, lo vivido y aprendido. Por lo tanto, muchas veces reaccionamos más como luna que como sol. ¿Qué quiero decir con esto? Que la luna no tiene filtro porque es lo que sentimos y cuando sentimos no pensamos, “sentimos”  y si hacemos muchas veces eso, es la luna quien habla por nosotros.
luna-en-mar
La luna en astrología es quien nos nutre, nos cobija, nos alimenta y sostiene, es el refugio, son los sentimientos y cómo “vemos a mamá”, no cómo es ella.
Si queremos saber de dónde venimos, tenemos que mirar a la luna, ella guarda toda la información de nuestro pasado y por eso se dice que es nuestra memoria.
Es un planeta muy magnético y seductor, si bien no tiene luz propia como el sol y su característica no es brillar, esa naturaleza magnética la hace fascinante, de ahí que nos quedamos mirándola en tiempos de luna llena como el bebé mira a su madre cuando esta lo amamanta.
La luna representa nuestras primeros cuidados emocionales y cómo protegemos a los demás.
En astrología también representa ese aspecto femenino tan cambiante, variable e inestable que tenemos las mujeres, de ahí que está representada por los cuartos de la luna y muchas veces a esos cambios de humor se los llaman “estados lunáticos”.
luna-mujer
En un acto de imaginación, si pudiéramos hacerle la carta natal a Zeus o Júpiter veríamos que su luna estaría muy bien aspectada, ya que tuvo varias “madres” que lo cuidaron y protegieron. La mamá de Zeus se llama Rea, y es la que le dio la parte física. Después fue cuidado por 7 nodrizas que cubrían sus aspectos emocionales y físicos, pero quien amamantaba al dios más grande del universo fue la cabra Amaltea, esta es la más nutricia de todas y es a quien él más amaba, porque a través de su leche le proveía el amor incondicional que ella sentía por el niño. De ella adquirió la abundancia, pero de todas aprendió a cómo manejarse con las mujeres. Tal es así que tuvo un gran número de ellas y el también fue muy dador y paternal con todas.
Una de las cosas más difíciles de ver en astrología es a la luna, y en astrología esotérica se trabaja mucho con este arquetipo. Poder verla es hacer consciente nuestra parte maternal, es vernos como mujer si somos mujeres y es ver la parte femenina si somos hombres.
Cuando la luna está afligida la receptividad resulta pobre y traerá hacia sí relaciones poco constructivas en el plano de la emoción.
fases-de-la-lunaSi queremos buscar la fertilización, la gestación física y del alma, tenemos que buscar a la luna: si ella está bien aspectada y fuerte por signo hay muy buena receptividad y magnetismo en esa persona.
La sensibilidad hacia las cosas espirituales se pueden ver en los buenos aspectos que hace la luna con Neptuno.
En definitiva, la luna nos conecta con esa fuerza femenina que es la de poder “crear” en todas sus formas.